El río Paraná, ejemplo de gestión en sociobiodiversidad - participación social, integración de áreas protegidas y reparto de responsabilidades

bookmark_border Favoritos

Un detallado ejemplo del trabajo conjunto entre diversas instituciones y la comunidad, con el objetivo de conservar una zona de protección ambiental en la cuenca del río Paraná en Brasil.



share Compartir expand_more

Figura 01 - Atardecer en el APA Islas y Várzeas del Río Paraná

¿Qué es un área de Protección Ambiental?

En Brasil existen unidades de conservación conocidas como Áreas de Protección Ambiental (APA). En estas áreas que se caracterizan por su gran extensión y por tener cierto grado de ocupación humana, se pretende promover el uso sostenible de los recursos naturales. El Área de Protección Ambiental de las Islas y Várzeas del Río Paraná (Figura 01) es la mayor unidad de conservación del bioma de la Mata Atlántica (formación vegetal presente en Brasil, Paraguay y Argentina). Su gran extensión territorial (1.005.180,71 hectáreas) comprende parte de tres estados brasileros: Paraná, Mato Grosso do Sul y São Paulo. Esta área es poblada y compleja, con alto grado de presión antrópica y con la mitad de su territorio ocupado por intensas actividades agropecuarias. El APA del Río Paraná es manejada por el Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), órgano del poder público que administra todas las unidades de conservación federales de Brasil.

¿Cómo funciona un área de Protección Ambiental?

Con la intención de garantizar los objetivos de creación del área protegida, los gestores del APA Islas y Várzeas del Río Paraná, desarrollaron un modelo de gestión llamado Gestión Compartida, Integrada y Participativa – GCIP (Figura 02). Este modelo fue reproducido bajo la experiencia del Parque Nacional de Isla Grande en el sur de Brasil. La Gestión Compartida conforma los convenios históricos que las unidades de conservación del río Paraná poseen con las alcaldías municipales ya sea de forma individual o articulada en la forma de consorcio público. El APA Islas y Várzeas del Río Paraná está compuesta por 25 municipios en su territorio y algunos de ellos se encuentran articulados bajo la forma de consorcios públicos intermunicipales, los cuales corresponden a: Consorcio Intermunicipal para la Conservación del Relicto del Río Paraná y Áreas de Influencia -CORIPA, Consorcio Intermunicipal del APA Federal del Noroeste del Paraná -COMAFEN, Consorcio Intermunicipal de Desarrollo de la Región Sur de Mato Grosso do Sul -CONISUL y más recientemente el Consorcio Público de Desarrollo del Valle del Ivinhema -CODEVALE. Como parte de la estrategia de fortalecimiento de la unidad de conservación, se firmaron convenios oficiales con estas instituciones intermunicipales que representan el conjunto de municipios que constituyen el territorio del APA y que también ejecutan acciones de conservación de la naturaleza. De esta forma, los municipios unidos en consorcios han compartido con el APA y con el Instituto Chico Mendes, la responsabilidad de promover la conservación del río Paraná.

Organigrama

Por otra parte, la gestión integrada se concreta por medio del apoyo mutuo entre la gestión del Parque Nacional de Isla Grande (unidad de conservación de uso indirecto de los recursos naturales) y del APA Islas y Várzeas del Río Paraná. Otras unidades de conservación localizadas en el interior del APA también están realizando acciones integradas, como es el caso del Parque Estatal de las Várzeas del Río Invinhema en el estado de Mato Grosso do Sul.

La gestión participativa se consolida por medio del Consejo Gestor del APA Islas y Várzeas del Río Paraná, que posee 68 instituciones representadas. El Consejo Gestor (Figura 03) fue reestructurado en cuatro seccionales, o sea, cuatro consejos menores divididos conforme a la distribución de los consorcios asociados y a las particularidades de sus regiones. La realización de reuniones seccionales sirve como antesala para la reunión plenaria que, a su vez, es el espacio donde todos los consejeros se encuentran, reciben información de los eventos y dan orientaciones sobre las decisiones tomadas regionalmente en las seccionales del Consejo.

Bats

Resultados destacables

Con este arreglo institucional la Gestión Compartida Integrada y Participativa –GCIP, ha tenido como objetivo viabilizar la gestión de un territorio de más de un millón de hectáreas con fuerte presión humana, concretar la participación social en la toma de decisiones, garantizar el cumplimiento de los objetivos de creación de la unidad de conservación, optimizando esfuerzos, recursos humanos y financieros. Los frutos de la implementación de este modelo de gestión se han visto representados en diversas formas, mediante:

  1. La reestructuración del Consejo del APA Islas y Várzeas del Río Paraná, volviéndose más activo y fortalecido con la rapidez en la toma de decisiones, principalmente por la participación del Consejo en seccionales y también por la función ejecutiva de las cámaras temáticas y de los grupos de trabajo (Figura 04).
  2. Aumento en la frecuencia de reuniones con la realización de encuentros itinerantes y organizados por los socios, con reducción de costos para el Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad -ICMBio.
  3. Apoyo en la elaboración del documento técnico que orienta la gestión de unidades de conservación, llamado Plan de Manejo, como es el caso del APA Islas y Várzeas del Río Paraná (Figura 05).
  4. Apoyo en la resolución de conflicto.
  5. Apoyo en la conducción del proceso de creación del Consejo Asesor del Parque Nacional de Isla Grande.
  6. reducción de costos con alquiler y vigilantes de las instalaciones.
  7. Fortalecimiento institucional.
  8. Reducción de conflictos con las administraciones municipales.
  9. Mayor transparencia en la toma de decisiones
  10. Mayor aceptación de las unidades de conservación por parte de la comunidad, con reconocimiento de su importancia.
  11. La formación de multiplicadores en procesos de gestión participativa.

APAIVRP

APAIVRP

Conclusión

Por medio de la GCIP, la gestión del territorio fue más organizada, eficiente y eficaz, siendo referencia para instituciones asociadas. También se observó que los procesos y acciones se volvieron más ágiles y los servidores estuvieron más estimulados y motivados para trabajar (Figura 06). Con esta práctica el espíritu cooperativo fue incentivado, dando impulso a este modelo de gestión internamente junto al equipo de la unidad de conservación. El mayor aprendizaje fue el ejercicio de humildad, de no dudar en buscar ayuda con los socios más cercanos e incluso con los socios más inesperados en pro de la conservación de la biodiversidad.

APAIVRP

APA: Área de Protección Ambiental.

CODEVALE: Consorcio Público de Desarrollo del Valle del Ivinhema.

COMAFEN: Consorcio Intermunicipal del APA Federal del Noroeste del Paraná.

CONISUL: Consorcio Intermunicipal de Desarrollo de la Región Sur de Mato Grosso do Sul.

CORIPA: Consorcio Intermunicipal para la Conservación del Relicto del Río Paraná y Áreas de Influencia.

GCIP: Gestión Compartida, Integrada y Participativa.

Realizadores: Erick Caldas Xavier – APA Islas y Várzeas del Río Paraná/ ICMBio, Letícia Nunes Araujo – CORIPA (Consorcio Intermunicipal para la Conservación del Relicto del Río Paraná y Áreas de Influencia) y Pablo Davi Kirchheim – APA Islas y Várzeas del Río Paraná/ ICMBio.


Artículo original disponible en: https://issuu.com/institutoipe/docs/revista_boas_pr__ticas_2016

¿Te resultó útil?



library_booksVersión PDF



event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones

expand_more bookmark_border Favoritos
"