Foto

Camila Kurzmann Fagundes
Foto

Camila Kurzmann Fagundes

email cfagundes@wcs.org

Bióloga y Magister en Biodiversidad Animal (Universidad Federal de Santa Maria). Doctora en Biología de Agua Dulce (Instituto Nacional de Pesquisas da Amazônia). Especialista en modelos de distribución de especies y análisis espaciales, que contribuyen a la creación de estrategias de conservación de quelonios en la Amazonía brasilera.

Probando la eficiencia de las Áreas Protegidas para la conservación de tortugas de agua dulce en la Amazonía brasilera

Un ejemplo de como la correcta selección de un área de protección, ofrece mejores resultados de conservación de tortugas acuáticas amazónicas.



share Compartir expand_more

La Amazonía posee un gran número de especies de fauna y flora, siendo un área de extrema importancia para la conservación de la biodiversidad. Una amplia proporción de la cuenca amazónica ya ha sido deforestada y la pérdida de ese ecosistema contribuye al declive de la fauna. Una estrategia de conservación para disminuir el impacto de las actividades humanas es la creación de Áreas Protegidas (AP). Estas pueden ser categorizadas en Áreas de Protección Integral (API), en las que está prohibido el uso de la biodiversidad, Áreas de Uso Sustentable (AUS), donde poblaciones tradicionales utilizan la biodiversidad de forma sustentable, y Tierras Indígenas (TI).   En este contexto, modelos matemáticos que predigan la distribución de especies en áreas no muestreadas son herramientas útiles para fortalecer acciones de conservación. Tales modelos relacionan los lugares de ocurrencia de las especies con variables ambientales con el fin de predecir otras áreas geográficas ambientalmente adecuadas para su ocurrencia, a lo que llamamos distribución potencial.

El conocimiento de la distribución de la fauna es esencial para definir áreas prioritarias de conservación, pero esta información es escasa en áreas tropicales de gran diversidad.

Camila Kurzmann Fagundes

El conocimiento sobre los patrones de distribución de tortugas y la contribución de las Áreas Protegidas en su conservación es importante ya que el grupo está entre los vertebrados más amenazados: el 52% de las especies están en alguna categoría de amenaza, principalmente debido a la explotación humana y la pérdida de hábitat (Figura 1). Adicionalmente, en la Amazonía estos organismos son un recurso alimentario de gran importancia. El porcentaje de la distribución de cada especie que debe superponerse a la red de Áreas Protegidas (para que la especie sea considerada protegida), fue definido de acuerdo con el tamaño del área en la que habitan. Las especies con distribución restringida (área inferior a 1.000 km2) deberían tener toda su distribución dentro de las Áreas Protegidas, mientras que especies de amplia distribución, deberían tener entre el 10% y el 100% de su distribución en Áreas Protegidas. Analizamos tres escenarios de conservación (Figura 1): 1- considerando solamente las Áreas de Protección Integral, 2 - considerando Áreas de Protección Integral y Áreas de Uso Sustentable y 3 - considerando las tres categorías (Áreas de Protección Integral, Áreas de Uso Sustentable y Tierras Indígenas).



Como resultados obtuvimos que el número de especies de tortugas de agua dulce fue mayor en la porción sedimentaria de la cuenca Amazónica, en el drenaje del Río Amazonas-Solimões y del Río Negro, constituyendo importantes áreas para la conservación del grupo. A pesar del gran número de Áreas Protegidas en la Amazonía brasileña, encontramos notable deficiencia en la protección de tortugas de agua dulce. Nuestros resultados evidencian el hecho de que las Áreas Protegidas en la Amazonía fueron creadas para la protección de especies terrestres. Sólo dos especies son consideradas protegidas por la red de Áreas de Protección Integral (Figura 2). Estas especies son tortugas que viven en una gran diversidad de ambientes, con una amplia distribución. Al insertar las Áreas de Uso Sustentable en el escenario, 13 especies están protegidas. En ese escenario, las Áreas Protegidas contemplaron un máximo del 29% de la distribución potencial de una especie. Sólo las especies que poseen distribución restringida en la Amazonía brasileña, no fueron protegidas en el escenario Áreas de Protección Integral y Áreas de Uso Sustentable. En el tercer escenario que considera Áreas de Protección Integral, Áreas de Uso Sustentable y Tierras Indígenas, sólo dos especies no están protegidas. Las especies consideradas protegidas tuvieron entre el 27 y el 45% de su distribución potencial dentro de las Áreas Protegidas.



Resaltamos la importancia de las Áreas de Uso Sustentable y de las Tierras Indígenas en la cobertura de patrones de distribución de las tortugas de agua dulce en la Amazonía brasileña. Las tortugas son muy importantes en la dieta de las comunidades tradicionales e indígenas de la Amazonía, y las Áreas de Uso Sustentable y Tierras Indígenas, son fundamentales para conciliar la conservación de la biodiversidad y las necesidades humanas. Sin embargo, el uso de los recursos naturales en esos lugares generalmente no es supervisado de forma adecuada. Desde su creación, las Áreas de Uso Sustentable perdieron mucho territorio debido a la deforestación e incluso en zonas donde la cobertura vegetal parece intacta, poblaciones de algunas especies han sido erradicadas por la caza. La sobreexplotación de hembras adultas y huevos de tortugas de agua dulce ha sido registrada para muchas poblaciones. De esta forma, las Áreas de Uso Sustentable pueden no ser eficientes en la conservación de las especies explotadas para el consumo humano.

La inclusión de Áreas de Uso Sustentable y Tierras Indígenas en los análisis fue crucial, para considerar protegidas casi todas las especies.

Camila Kurzmann Fagundes

Por último, la red de Áreas de Protección Integral por sí sola, no protege a la mayoría de las especies de tortugas de agua dulce de la Amazonía brasileña. La inclusión de Áreas de Uso Sustentable y Tierras Indígenas en los análisis fue crucial, para considerar protegidas casi todas las especies. Sin embargo, en estas áreas, principalmente en Áreas de Uso Sustentable, algunas especies corren el riesgo de ser sobreexplotadas. Las Unidades de Conservación deberían ser establecidas con base en áreas de cuencas hidrográficas en toda la Amazonía. La conversión de extensiones de tierras en Áreas Protegidas es un proceso complejo. Así, una forma más eficaz de desarrollar una planificación de conservación para tortugas de agua dulce, sería seleccionar áreas importantes para el grupo cercano a Áreas Protegidas ya existentes, teniendo en cuenta las necesidades culturales de las poblaciones tradicionales.

Artículo original disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/ddi.12396/abstract

Foto

Ángela L. Gutiérrez C.
Editora Ecoando
Revista Bioika

Ángela

email ecoando@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

David G.
Dir. de comunicación [ES]
Dir. de comunicação [PT]
Revista Bioika

David

email comunica@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

logo Aleja Vélez Denhez
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Aleja

email aleja.velez@revistabioika.org

Me intereso por el estudio y desarrollo de tecnologías que contribuyan en disminuir el impacto ambiental de nuestras acciones cotidianas. Creo que compartir el conocimiento es un deber de cada investigador, y crear consciencia del impacto que nuestras decisiones tienen sobre la salud del planeta es un paso necesario para su preservación.

Foto

Alexandrina Pujals
Assistente Editorial [PT]
Revista Bioika

Alexandrina

email ale.pujals@revistabioika.org

Bióloga, especialista en Planeación Ambiental, Gestión de los Recursos Naturales y Magister en Ciencias Ambientales. Creo que el conocimiento científico tiene más valor cuando se comparte y populariza. La divulgación torna ese conocimiento accesible al públicos, alineando argumentos e ideas que busque la conservación del medio ambiente.

Foto

Carolina Gutiérrez C.
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Carolina

email carolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

logo Gabriela Doria
Assistente Editorial
Revista Bioika

Gabriela

email gabrieladoria@revistabioika.org

Soy bióloga/botánica apasionada por las plantas y el conocimiento de la naturaleza. Curso estudios de doctorado en Ciencias de las Plantas en la Universidad de Cambridge. Tan importante como desarrollar investigación de alta calidad es fomentar la curiosidad científica y el disfrute razonable de la naturaleza en la sociedad.


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


Origen de la Revista Bioika