¿Por qué la fiebre amarilla tiene relación con la degradación ambiental?

folder_special

Según la última divulgación del Ministerio de Salud Brasilero, fueron confirmados 574 casos de fiebre amarilla en Brasil, siendo registradas 187 muertes en 91 municipios. Colombia y Perú enfrentan problemas parecidos. Sin embargo, sólo Brasil presenta casos confirmados de fiebre amarilla. Debido al avance de la enfermedad, la Organización Mundial de la Salud reforzó la alerta para otros tres países vecinos.


share Compartir expand_more

Esta enfermedad es causada por un virus de la familia Flaviviridae, trasmitido por los mosquitos Haemagogus y Sabethes que pican principalmente a monos de diversas especies y propagan el virus para otros monos (inicio dentro de los bosques). Periódicamente se presentan pequeños brotes en poblaciones humanas: ribereños y ecoturistas, que viven en áreas próximas al bosque. Esta vez la enfermedad está afectando a pequeñas ciudades rurales y la preocupación es que después de más de 70 años, llegue nuevamente al área urbana donde el vector del virus, es el mosquito Aedes aegypti, que es el mismo transmisor de las enfermedades dengue, zika y chikungunya. A pesar de la ampliación de las vacunas en algunas áreas, la enfermedad continúa avanzando y especialistas relatan que el aumento de brotes en la población humana, puede estar relacionado con la degradación ambiental.

La destrucción de bosques deja a los monos aislados en fragmentos, donde no tienen contacto con individuos de otras zonas y terminan reproduciéndose con parientes próximos. Esta situación, los hacen parecidos genéticamente y vulnerables al virus y, de esta forma, cuando se presenta un brote de la enfermedad, las poblaciones de monos son diezmadas. Ese hecho puede explicar las centenas de monos encontrados muertos actualmente en varias regiones, llevando incluso a los monos aulladores rojos (Alouatta guariba guariba) a estar amenazados de extinción. Además del factor genético, el ambiente degradado puede acarrear la pérdida de individuos y especies (pérdida de biodiversidad), ya que pocas especies sobreviven en condiciones ambientales inadecuadas. Así, los mosquitos al encontrar un menor número de monos en los fragmentos forestales, buscan sangre humana o de cualquier otro mamífero, contribuyendo a la diseminación de la fiebre amarilla.

En ese contexto, el desequilibrio de los ecosistemas, generado por la fragmentación de los bosques, puede interferir directamente en la salud de la población humana. Por otro lado, la preservación de ecosistemas íntegros garantiza el equilibrio y la salud de las poblaciones de animales silvestres y, consecuentemente, evita que el virus de la fiebre amarilla y otras enfermedades silvestres afecten el área urbana. La preservación de bosques, está relacionada con resultados a largo plazo y tiene importancia relevante en la manutención de la salud de las poblaciones involucradas. Como medida de emergencia, se destaca la necesidad de mayor cobertura de la vacunación de la población humana, ya que actualmente la vacuna es la principal forma de control de la enfermedad.

Más información en:


Foto

logo Rosa M. Dias
Editora Econotícias [ES]
Editora Econoticias [PT]

Revista Bioika

Rosa

email econoticias@revistabioika.org

Bióloga con doctorado en Ecología de la Universidad Estadual de Maringá (PEA/UEM). Considero que sólo a través de la socialización del conocimiento podremos alcanzar una sociedad más justa. Tengo grandes y diversos sueños, uno de ellos es creer que la educación amplía las las almas y recrea los horizontes ¡la palanca del cambio social!

Foto

logo Bárbara Angélio Quirino
Assistente Editorial [PT]
Revista Bioika

Bárbara

email barbara.quirino@revistabioika.org

Bióloga y estudiante de Maestría en Ecología en la Universidad Estadual de Maringá. Las pequeñas acciones individuales son primordiales, pero sólamente cuando extendemos nuestro conocimiento para otras personas y unimos fuerzas es que, de hecho, podemos revolucionar el mundo.

Foto

logo Alfonso Pineda
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Alfonso

email alfonso.pineda@revistabioika.org

Soy biólogo colombiano, terminando doctorado en Brasil. Creo que cualquier área del conocimiento puede contribuir a mejorar la vida de los demás, y que la educación es una herramienta poderosa. Además, creo que el acceso a la información permite a las personas un mayor protagonismo social.

Foto

Ángela L. Gutiérrez C.
Editora Ecoando
Revista Bioika

Ángela

email ecoando@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.


library_books Versión PDF


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


Origen de la Revista Bioika