¿Qué tienen que ver insectos y aves con su café?


Ese café que nos acompaña todas las mañanas no depende únicamente de quien lo cultiva. Gracias a la ayuda de otras especies podemos disfrutar esa magnifica bebida.

  • Foto

    Fernando Fortunato Jeronimo

    emailjeronimo@ufpr.br

    Estudiante de doctorado en Ecología y Conservación en la Universidad Federal de Paraná donde se especializa en el arte de transformar tazas de café en artículos científicos. Su investigación se enfoca en la conservación de servicios ecosistémicos de la polinización para garantizar la agricultura sustentable y la seguridad alimentaria.

  • Foto

    Isabela Galarda Varassin

    emailisagalarda@ufpr.br

    Bióloga, magíster y doctora en Ecología de la Universidad Estatal de Campinas. Profesora del Departamento de Botánica de la Universidad Federal de Paraná. Trabaja en el área de biología reproductiva, con énfasis en la ecología de la polinización. Hace parte de la Asociación Brasilera de Ciencia Ecológica y Conservación y de la Red Brasilera de Interacciones Planta-Polinizador. Ama la vida en familia y es madre de tres niños que le dan sentido a los días.



share Compartir expand_more

¿Qué tienen que ver insectos y aves con su café?

El café es uno de los recursos agrícolas más importantes de Brasil y América Latina. Además de su importancia económica, el café, sin duda, puede ser considerado patrimonio cultural de nuestro pueblo. Ya sea un latte o pintado para los más calmados, o expreso para los que tienen prisa, el café hace parte de la rutina de muchos de nosotros. ¿Pero sabías que el café tiene una estrecha relación con otra gran riqueza de nuestro continente? ¡Nuestra biodiversidad! Si no sabías o quieres saber un poco más sobre esto, prepara una taza de café, siéntate y sigue el hilo que te voy a explicar.

El café arábica (Coffea arabica) es la principal especie de café cultivada en Brasil, que corresponde en promedio al 70% de la cosecha brasileña anual. Originaria de las tierras altas del suroeste de Etiopía, la planta fue introducida en Brasil a principios del siglo XVIII, traída por el sargento Francisco de Melo Palheta a través de la frontera entre el estado de Pará y la Guayana Francesa. A mediados del siglo XIX, el café se convirtió en el principal producto de exportación brasileño. Aunque comparte hoy su papel comercial con la soja y otros productos agrícolas, Brasil sigue siendo el mayor productor y exportador del grano, colocando en la mesa de los aficionados casi el 35% de todo el café consumido en el mundo. Pero ¿cómo esta planta exótica de olor embriagador, procedente del lejano continente africano, logró alcanzar un éxito tan duradero en tierras brasileñas?

Infografía: Mayores productores de café del mundo

El secreto del éxito de la producción de café en Brasil se puede atribuir a una serie de factores: la calidad del suelo, el clima tropical, las buenas prácticas agrícolas, las variedades producidas en laboratorio, la continua modernización del sector cafetero, entre otros innumerables factores. Sin embargo, hay un factor que es fundamental para la producción de café y del que rara vez se habla. Este factor es nuestra biodiversidad. Sí, eso mismo. La biodiversidad juega un papel de gran importancia en la producción de café. Si al inicio de su cultivo en tierras brasileñas el café fue responsable de una considerable devastación de la Mata Atlántica debido al modelo de plantation (latifundio con monocultivos trabajados por esclavos), hoy el escenario está cambiando. Cada vez son más estudios que señalan que el paisaje natural que rodea los cultivos es crucial en la producción de café, por lo que la adopción de manejos más sustentables está ganando terreno. Pero entonces, ¿cuáles son los mecanismos a través de los cuales el paisaje natural y la biodiversidad favorecen el cultivo del café? ¡Vamos a ver!

Ilustración: Tala del bosque

Si bien el cafeto es una planta capaz de producir sus frutos de forma autónoma, realizando autopolinización, la producción de frutos depende en gran parte del servicio de polinización que brindan los insectos. Las abejas, consideradas los principales agentes de polinización del café, pueden ser responsables de hasta el 36% de la generación de frutos. La contribución de los polinizadores al sector cafetero brasileño se estimó en U$ 1.899.000.909 en 2015 (en reales brasileños R$ 6.326.521.528), equivalente al 25% de lo que generó el sector cafetero en el mismo año. Por lo tanto, el servicio de polinización del café se convierte en uno de los más valiosos para el mercado agrícola brasileño, ¡generando el 12% del beneficio considerando todos los cultivos brasileños! Además de aumentar la tasa de fructificación, la polinización mediada por las abejas también tiende a generar frutos más pesados, con granos más grandes, lo que agrega valor comercial al producto. Se ha observado que incluso antes que la abundancia de abejas, es la diversidad de especies que visita los cafetales la que aumenta la producción. Es decir, cuantas más especies de abejas polinicen el cultivo, más café habrá en nuestra mesa.

Tasa de dependencia en la polinización de los cultivos brasileños y contribución económica para el sector agrícola

Como es recurrente en monocultivos, el café también se ve muy afectado por los animales invertebrados; las llamadas plagas agrícolas. Entre las plagas del café más recurrentes en Brasil, y con mayor impacto negativo en su producción, se encuentran la cigarra o chicharra (Quesada gigas), el chinche minero (Perileucoptera coffeella) y la broca (Hypothenemus hampei). Solo la broca del café tuvo un impacto estimado entre U$230-356 millones de doláres en 2013 (R$ 504-840 millones de reales). En este sentido, el servicio de control de plagas, que es realizado principalmente por aves insectívoras en el caso del café, también tiene una importancia económica relevante para el sector agricultor.

Cultivos de café, conectividad y biodiversidad

Las propiedades rurales con pocas aves insectívoras muestran mayor daño debido a la infestación por plagas, mientras que las propiedades más cercanas a fragmentos de vegetación nativa tienen menos plagas. Esto indica que el aumento en la diversidad de aves insectívoras puede incrementar el servicio ecosistémico de control de plagas del café.

Al observar estos dos casos, queda claro cómo la biodiversidad juega un papel fundamental en la salud productiva y económica del sector cafetero, a través de los servicios ecosistémicos. No es sorprendente que Colombia, que adopta un manejo sombreado a gran escala (en áreas boscosas), tenga el valor más alto en el mercado internacional para este producto y también tenga una de las mejores tasas de productividad por área. Además, nuestros hermanos también defienden el título de tener un café suave, destacándose entre los mejores cafés del mundo según varios expertos. Todo esto es el resultado de un manejo menos intensivo y una mayor armonía con el medio ambiente.

Abeja visitando flor de café

Brasil es el país que tiene la mayor biodiversidad del planeta y también la mayor porción de bosque tropical continuo (adivinen cuál, ¡el Amazonas!). Esto también convierte a Brasil en la potencia más grande del mundo en servicios ecosistémicos. Pero para utilizar este potencial, se tiene que hacer la tarea: preservar las formaciones de vegetación nativa y mitigar los impactos de la agricultura.

 De esta forma, el productor de café podría garantizar una cosecha rentable con buen valor de mercado. Al mismo tiempo, se garantizaría una humilde retribución a las especies que brindan los servicios de polinización y control de plagas: Un ecosistema saludable para habitar. Y todo esto viene con un gran bonus, la garantía de tener un café fresquito en la mesa, esa dosis de energía para un día más de lucha por un futuro mejor y más sostenible.

Tasa de café caliente

Más información en:

  1. BPBES/REBIPP. 2019 Relatório temático sobre Polinização, Polinizadores e Produção de Alimentos no Brasil. Wolowski M, Agostini K, Rech AR, Varassin IG, Maués M, Freitas L, Carneiro LT, Bueno RO, Consolaro H, Carvalheiro L, Saraiva AM, Silva CI. Padgurschi MCG (Org.). Editora Cubo, São Carlos
  2. Classen, A., et al. 2014. Complementary ecosystem services provided by pest predators and pollinators increase quantity and quality of coffee yields. Proceedings of the Royal Society B 281, 20133148
  3. Giannini, T.C., et al. 2015. The dependence of crops for pollinators and the economic value of pollination in Brazil. Journal of Economic Entomology 108, 849-857
  4. Hanspach, J., et al. 2017. From trade‐offs to synergies in food security and biodiversity conservation. Frontiers in Ecology and the Environment 15, 489-494
  5. Hipólito, J., et al. 2018. Landscape and crop management strategies to conserve pollination services and increase yields in tropical coffee farms. Agriculture, Ecosystems & Environment, 256, 218-225
  6. Karp, D.S., et al. 2013. Forest bolsters bird abundance, pest control and coffee yield. Ecology Letters 16, 1339-1347
  7. Martínez-Salinas, A., et al. 2016. Bird functional diversity supports pest control services in a Costa Rican coffee farm. Agriculture, Ecosystems & Environment 235, 277-288
  8. Martins, A.L. 2012. História do café. Editora contexto
  9. Ricketts, T. 2004. Tropical forest fragments enhance pollinator activity in nearby coffee crops. Conservation Biology 18, 1262-1271
  10. Roubik, D.W. 2002. The value of bees to the coffee harvest. Nature 417, 708

Foto

Oscar Pelaez

emailopelaez@revistabioika.org

Biólogo, Magíster en Ciencias Ambientales y Doctor en Ciencias. Trabaja en el área de investigación en ecología, con énfasis en ecología de peces, diversidad funcional y filogenética.

Foto

Aleja Vélez Denhez

emailaleja.velez@revistabioika.org

Me intereso por el estudio y desarrollo de tecnologías que contribuyan en disminuir el impacto ambiental de nuestras acciones cotidianas. Creo que compartir el conocimiento es un deber de cada investigador, y crear consciencia del impacto que nuestras decisiones tienen sobre la salud del planeta es un paso necesario para su preservación.

Foto

Alexandrina Pujals

emailale.pujals@revistabioika.org

Bióloga, especialista en Planeación Ambiental, Gestión de los Recursos Naturales y Magister en Ciencias Ambientales. Creo que el conocimiento científico tiene más valor cuando se comparte y populariza. La divulgación torna ese conocimiento accesible al públicos, alineando argumentos e ideas que busque la conservación del medio ambiente.

Foto

Amanda Cantarute

emailamandacantarute@revistabioika.org

Bióloga con maestría en Ecología de Ambientes Acuáticos Continentales de la Universidad Estadual de Maringá. Creo que por medio de la socialización del conocimiento científico podemos formar cada vez más personas empoderadas, justas y conscientes de su verdadero e importante papel en el mundo.

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.


library_booksVersión PDF



bookmark_border Favoritos