El aporte de la investigación cultural a la transición sostenible


bookmark_border Favoritos

Un estudio sobre la industria textil en las regiones euromediterráneas, devela cómo la investigación sobre la cultura puede acelerar los cambios sostenibles ante una crisis medioambiental en un futuro no muy lejano.

Foto

Óscar Miguel Blanco Sierra

emailoscar.blanco@uv.es

Sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia, magíster y doctor en Ciencias Sociales de la Universitat de València. Investigador de las relaciones entre la cultura y los procesos de cambio socio-económico y su aplicación en políticas, programas y proyectos.



share Compartir expand_more

Tejido manual tradicional de los Andes peruanos

Cada vez son más las voces que proclaman que la transición hacia un escenario de sostenibilidad requiere de un cambio cultural. Los grandes avances científicos y técnicos, aunque imprescindibles, resultan insuficientes, por tanto, se requiere una acción colectiva más que un cambio individual, como afirma la influyente activista y escritora Rebecca Solnit1 ¿Cómo puede la investigación en cultura ayudarnos a comprender los cambios sostenibles?

Aunque la sostenibilidad se plantea cada vez más como un campo de confluencia de diferentes disciplinas no solamente científico-técnicas, sino también desde las ciencias políticas, la gestión de organizaciones, la economía o las ciencias sociales, las áreas encargadas de estudiar científicamente la cultura no aparecen referenciadas en el panorama transdisciplinario de la investigación orientada a producir nuevos conocimientos para reducir el daño medioambiental.

Mujeres vestidas con el traje tradicional de novia del grupo étnico sudafricano Xhosa

Ello se debe, sin duda, a la dificultad de definir y encuadrar en un método científico la más compleja de las dimensiones humanas: la cultura. Por otra parte, las preguntas que se plantearía la investigación en este ámbito resultan muy arriesgada como, por ejemplo, ¿cuál es el papel de la dimensión cultural, esto es, de las artes, la estética, el diseño o el patrimonio cultural, en la transición hacia un modelo sostenible? Entendemos que la educación es un potente campo de acción hacia las metas sostenibles, pero también está claro que los cambios culturales a ese nivel se obtendrán de una generación a otra y lo que no tenemos es tiempo, como dice el experto Antonio Turiel2. Por tanto, ¿qué puede hacer la investigación en cultura para acelerar los cambios sostenibles, teniendo en cuenta que sin ellos la humanidad puede entrar en una irreversible crisis medioambiental en un futuro no muy lejano?

Colcha bordada

Estas preguntas enmarcaron mi investigación doctoral desarrollada en la Universidad de València (España)3, las cuales se abordaron mediante un estudio de caso concreto: la industria textil en las regiones euromediterráneas, de la cual derivan tres grandes propuestas para articular la cultura dentro de una ruta de la transición sostenible.

1. La sostenibilidad debe entenderse como un sistema en donde la cultura es un componente central

Mujer tejiendo en el Centro Textil Awanacancha

La transición no consiste únicamente en producir conocimientos o tecnologías que reduzcan el impacto ambiental. Tampoco es simplemente responsabilidad de los líderes políticos (poco esperamos de su escasa voluntad). Las instituciones y organizaciones culturales deben tenerse en cuenta como parte orgánica junto a otras instituciones académicas o políticas, centros de I+D (Investigación y Desarrollo), industrias y sociedad civil que en conjunto generan territorios sostenibles. Uno de los hallazgos más relevantes de la investigación revela cómo un museo textil en Italia se convierte en la pieza central dentro de la estrategia territorial de innovación al integrar los intereses de la industria, instituciones y sociedad para devolver la producción textil perdida debido a las dinámicas de globalización de la industria.

2. La cultura debe entenderse como un laboratorio

Escultura tejida en la Renwick Gallery

Los movimientos sociales, los artistas, los museos e instituciones culturales, los artesanos, los diseñadores, las comunidades organizadas, son agentes que experimentan con nuevos valores sociales. Los diseñadores de moda más arriesgados resultan incomprendidos para el sentido común, pero ellos van varios pasos adelante señalando el camino para nuevos esquemas mentales y estilos de vida y nuevas visiones sobre nuestra relación con la naturaleza. Otro de los resultados relevantes de la investigación consiste en cómo los espacios culturales, los talleres de artesanos o las aulas de clase en las escuelas de diseño de moda, se conformaban como laboratorios de experimentación, de lo cual deriva la necesidad de valorar la capacidad que tienen estos espacios y agentes culturales como motores del cambio social sostenible.

3. El diseño es un catalizador de la transición

Evento

Más allá de una actividad contemplativa, la cultura se plantea como un campo activo en el que convergen todas nuestras representaciones de la realidad y que, por tanto, es posible transformar. El diseño, en tal sentido, nos ofrece una metodología muy pragmática que permite identificar valores insostenibles y transformarlos. En esto consisten algunas iniciativas sobre reciclaje y reutilización de ropa: artesanos que buscan generar valor sobre el origen de las prendas, que rescatan técnicas y materiales textiles ancestrales, movimientos sociales que cuestionan el modelo de la gran industria… todos ellos apuntando a profundos cambios en los valores sociales dominantes, hacia nuevos estilos de vida más responsables, en donde el diseño permite crear un plan de acción concreto para que estos nuevos valores dejen de ser marginales a la sociedad y se conviertan en visiones alternativas y válidas para la transición, en donde los cambios generacionales empiecen a darse como cambios radicales, lo cual es un imperativo en plazo inmediato.

¿Te resultó útil?

Más información en:

  1. R. Solnit, “Big oil coined ‘carbon footprints’ to blame us for their greed. Keep them on the hook,” The Guardian, 2021. [Online]. Available: https://www.theguardian.com/commentisfree/2021/aug/23/big-oil-coined-carbon-footprints-to-blame-us-for-their-greed-keep-them-on-the-hook?utm_source=instagram&utm_campaign=BigOil. [Accessed: 25-Aug-2021].
  2. J. Bordera, “Antonio Turiel: ‘Necesitamos un cambio cultural que requiere décadas; el problema es que no tenemos décadas,’” El Salto Diario, València, 2021.
  3. Ó. Blanco, “Cultura e innovación en el sector del textil y la confección: Transición socio-técnica, diseño y experimentación cultural,” Universitat de València, 2021.

Foto

Rosa Maria Dias

emailrosa.dias@revistabioika.org

Bióloga con doctorado en Ecología de la Universidad Estadual de Maringá (PEA/UEM). Considero que sólo a través de la socialización del conocimiento podremos alcanzar una sociedad más justa. Tengo grandes y diversos sueños, uno de ellos es creer que la educación amplía las las almas y recrea los horizontes ¡la palanca del cambio social!

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

Carolina Gutiérrez Cortés

emailcarolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

Isabela Machado

emailisabela.machado@revistabioika.org

Bióloga y Comunicadora social, especialista en periodismo, con especialización en Comunicación empresarial. Cursa maestría en Tecnologías limpias y sustentabilidad. Con experiencia científica y profesional en Ecología acuática, educación ambiental, sustentabilidad, periodismo ambiental y asesoría de prensa.

Foto

Rafael Franco Ferreira

emailrafaelfferreira1987@revistabioika.org

Físico y estudiante de doctorado en Física en la Universidad Estadual de Maringá (Brasil). Como entusiasta de la ciencia y la filosofía, creo que el conocimiento transforma el individuo y su cultura. Pienso que la socialización de las ciencias contribuye a crear una sociedad más crítica, justa e independiente de sus gobernantes.

Foto

Sonia Yanira Rodríguez Clavijo

emailsonia.yanira@revistabioika.org

Con formación en Microbiología, he trabajado en biología molecular y bioinformática. Últimamente la docencia en temas de zoonosis y epidemiología, dirigidos a profesionales del medio ambiente, me permite ser parte de un cambio necesario en nuestra sociedad y su relación con el medio ambiente.


library_booksVersión PDF



notifications_none Recientes

loyaltySuscríbete gratis


event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones

expand_more bookmark_border Favoritos
"