Foto

Foto

Ana Claudia Kaminski

emailackaminski@ufam.edu.br

Bióloga de Universidad Estatal de Maringá, Magíster en Entomología del Instituto Nacional de Investigaciones de la Amazonia, Doctora en Entomología de Universidad de São Paulo. Profesora asociada en la Universidad Federal del Amazonas (UFAM), en las áreas de zoología y educación. Interesada en la comunicación científica, especialmente para niños.

La importante relación entre insectos y bosques tropicales

Las interacciones entre insectos y otros organismos son importantes para el mantenimiento de los ecosistemas, especialmente de los bosques tropicales. Mediante ejemplos sencillos y didácticos podemos observar estas relaciones y conocer cómo pueden afectar nuestro día a día.



share Compartir expand_more

Composición con ilustraciones de “The Vivarium or Insect Home”

Cuando hablamos de insectos, diferentes pensamientos y sensaciones pueden aparecer, dependiendo de cuánto sepamos o nos gusten estos seres. Desde el encanto por la belleza de las mariposas hasta la repulsión por las cucarachas y las hormigas domésticas, las reacciones pueden ser las más controvertidas. Sin embargo, muchas personas desconocen la importancia de estos artrópodos para los ecosistemas y cuánto están presentes en posiblemente todos los entornos de nuestro planeta. Dependiendo del medio al que nos referimos, podemos observar diferentes composiciones de entomofauna, con mayor o menor abundancia de ciertos tipos de insectos. Aquí hablaremos de su relación con los bosques tropicales.  

Los bosques tropicales albergan gran parte de la biodiversidad de la Tierra

Los bosques tropicales albergan gran parte de la biodiversidad de la Tierra y son responsables de regular el clima global. Los insectos son actores importantes en el mantenimiento de la estabilidad de este tipo de ecosistema. No podemos enumerar cuál de sus funciones es más o menos importante, porque si alguna de ellas falta se produce el desequilibrio. 

Entre todas las funciones que realizan los insectos, quizás la acción de los polinizadores sea la más conocida y recordada.   

Ilustración

La polinización es el proceso de transferir el gameto masculino de las plantas para que entren en contacto con los gametos femeninos y puedan, a partir de la fertilización, producir frutos y semillas. La mayoría de las plantas dependen de polinizadores para que ocurra este proceso y varios insectos asumen este papel, como los escarabajos, las mariposas y, por supuesto, las abejas. 

Sin la acción de los polinizadores, no se producirían frutos y semillas de diversas especies vegetales

La coevolución entre insectos y plantas con flores está muy bien documentada con hermosos ejemplos de especificidad entre planta y polinizador. Por ejemplo, las flores de algunas especies de orquídeas han adquirido la forma y el olor de las abejas abejorros hembras para atraer a los machos. Estos intentan copular con la flor y terminan llevando en su espalda masas de polen (polinio) que son transmitidas cuando el macho visita otra flor. Otras flores guardan el néctar en un lugar tan profundo que solo los insectos con una boquilla larga (por ejemplo, mariposas o polillas) pueden acceder a él. Sin la acción de los polinizadores, no se producirían frutos y semillas de diversas especies vegetales, impidiendo la reproducción sexual de estos organismos y contribuyendo a la disminución de los bosques tropicales a medida que los individuos más viejos fuesen muriendo. Considerando que muchas especies animales son frugívoras, es decir, tienen frutos como base de su dieta, la ausencia de este alimento llevaría a la extinción de varias especies. Además de ayudar a la polinización, los insectos también contribuyen a la dispersión de semillas, llegando incluso a “plantarlas” al llevarlas a túneles (por ejemplo, hormigas).

Plilla esfinge colibri

Los bosques tropicales son entornos dinámicos. Los organismos animales y vegetales nacen, crecen y mueren todo el tiempo. Varios insectos, tanto en su forma joven como en la edad adulta, participan activamente en la degradación de la madera, hojas que caen y se depositan en el suelo (hojarasca), excrementos y cadáveres. Las larvas de moscas, escarabajos, hormigas y otros usan como fuente de alimento materia orgánica animal en descomposición. La acción de estos insectos sobre los cadáveres acelera el proceso de degradación, pudiendo observarse una sucesión de especies activas a medida que avanza la etapa de descomposición. La aceleración de este proceso es importante para la comunidad animal, ya que un cadáver es una fuente potencial de organismos patógenos para los que están vivos.

Los excrementos también son una fuente de alimento para las larvas de moscas y escarabajos, que desestructuran las heces sólidas, lo que permite la rápida incorporación de nutrientes al suelo. Los escarabajos también entierran esferas fecales, que luego se utilizan como alimento para sus larvas. En los suelos típicamente húmedos de los bosques tropicales este comportamiento ayuda en la fertilización, siendo importante para el crecimiento de las plantas.

Escarabajo rueda caca

Los insectos cortadores de hojas pueden alimentarse de hojas vivas y sanas o ya caídas al suelo. Los saltamontes y las hormigas cortadoras pueden destruir todas las hojas de una sola planta. Los saltamontes se alimentan directamente de las hojas, mientras que las hormigas las cortan y las llevan a sus granjas de hongos. En este último caso, se trata de hongos que se alimentan de hojas, crecen y desarrollan estructuras específicas que sirven de alimento a las hormigas. Los túneles cavados por hormigas, termitas y larvas de escarabajos ayudan revolviendo el suelo, reciclando nutrientes, acelerando la descomposición de la materia orgánica y enriqueciendo el suelo de los bosques tropicales. Un proceso similar ocurre en el fondo de los ambientes acuáticos, donde los insectos jóvenes y adultos también viven y contribuyen al ciclo de nutrientes.

Orugas

Las termitas y los escarabajos se alimentan de madera, viva o muerta, transformando la celulosa. Cuando esta alimentación ocurre en árboles vivos, los insectos cavan galerías a través de la madera, lo que hace que la planta esté sujeta a infecciones fúngicas secundarias que pueden provocar la muerte. Con eso entramos en otra función de los insectos en los bosques tropicales: el mantenimiento de las comunidades vegetales a través  del control poblacional de varias especies.

El control poblacional es sumamente importante para mantener la salud de un bosque tropical

Existen varias especies de insectos fitófagos, es decir, que se alimentan de plantas. Pueden alimentarse de néctar, polen, flores, hojas, troncos, raíces o savia. Como comentamos anteriormente, quienes se alimentan de néctar o polen suelen realizar también la función de polinizadores, ya que es común visitar varias flores y transportar los granos de una flor a otra. Pero quienes pueden realizar el control poblacional son quienes tienen como fuente de alimento las otras partes de la planta. Por ejemplo, cuando los insectos usan semillas en su comida, está claro que las semillas que se han comido no se convertirán en plantas nuevas. Los insectos cortadores (como hormigas y saltamontes) o chupadores de savia (como chinches, cigarras, cochinillas y pulgones) pueden causar daños irreversibles a las plantas, matando a varios individuos según el grado de infestación. Recordemos que el control poblacional es sumamente importante para mantener la salud de un bosque tropical, ya que el aumento exacerbado de una determinada especie puede conducir a la muerte, provocando un desequilibrio inicial con consecuencias fatales para toda una región.

Insecto fitófago

En esta misma línea tenemos a los insectos como controladores de poblaciones de especies animales. La depredación, el parasitismo y la transmisión de enfermedades son las principales formas en que los insectos pueden participar en el mantenimiento de la estabilidad de la comunidad animal. Mantis, avispas y larvas de escarabajos se alimentan de otros animales, incluyendo otros insectos, controlando las poblaciones de aquellos que pueden causar daños a las plantas. En los bosques tropicales, las mantis religiosas pueden llegar a cazar serpientes. Las larvas de mariquita, por ejemplo, se alimentan de pulgones, que chupan la savia y dañan las plantas. Las libélulas adultas comen insectos voladores, especialmente mosquitos, que pueden ser vectores de enfermedades. En su etapa juvenil, las libélulas viven en el medio acuático, donde también son depredadores voraces, alimentándose incluso de larvas de peces.

Interacción mariquita, plantas, pulgones y hormigas

Los insectos parásitos pueden causar mucho daño a los animales, ya sea dentro o fuera de sus cuerpos. Las pulgas y los piojos causan irritación y picazón, y los primeros pueden ser vectores de virus y bacterias o transmisores de gusanos. Algunas pulgas también son endoparásitos, es decir, viven dentro del cuerpo de los huéspedes, como en el caso de la famosa nigua. Algunos insectos parásitos utilizan el cuerpo de artrópodos y otros animales para el desarrollo de sus crías y pueden matar al huésped durante su ciclo de vida.

Los bosques tropicales albergan una gran variedad de virus, bacterias y protozoos que causan enfermedades y actúan como controladores de la población, tanto animales como vegetales

Los bosques tropicales albergan una gran variedad de virus, bacterias y protozoos que causan enfermedades y actúan como controladores de la población, tanto animales como vegetales. Los insectos chupadores, a su vez, pueden ayudar en la transmisión de estos organismos. Nada malo hasta ahora. Es inevitable que la naturaleza se regule y no son los insectos ni los microorganismos, los villanos de la historia. Estos son solo uno de los instrumentos seleccionados durante millones de años de evolución para que se produzca el equilibrio ecológico.

Ilustración “Fly, Caterpillar, Pear, and Centipede” de “The Model Book of Calligraphy” (1561–1596)

Por último, pero no menos importante, los insectos forman parte de la enorme red alimentaria de los bosques tropicales. Se alimentan de plantas, animales, cadáveres, excrementos y sirven de alimento a animales insectívoros y plantas carnívoras. Algunas plantas tropicales han desarrollado trampas atractivas para los insectos necrófagos, es decir que se alimentan de animales muertos: desprenden el olor pútrido de los cadáveres, atrapando y digiriendo a los insectos que han sido atraídos. Los insectos alados son capturados en las telas de las arañas, y por lagartos, pájaros, murciélagos y otros animales. Las termitas y las hormigas forman la base alimentaria de los osos hormigueros, mientras que los pájaros carpinteros también recolectan larvas de escarabajos, abejas, avispas y termitas. Los bosques tropicales tienen varios ambientes acuáticos, como lagos, arroyos y ríos, y los insectos acuáticos también están presentes en estos ambientes, actuando como depredadores (de animales y vegetales) y siendo presa, especialmente de peces. 

El característico clima cálido y húmedo de los bosques tropicales es excelente para la reproducción y desarrollo de insectos. En consecuencia, están presentes en gran cantidad y diversidad y ocupan todos los ambientes y nichos ecológicos, jugando un papel fundamental en el funcionamiento y mantenimiento de este ecosistema. Y aunque se han estudiado ampliamente, todavía se puede aprender mucho de los insectos, siendo el grupo animal más diverso del planeta.  


Foto

Rosa Dias

emailrosa.dias@revistabioika.org

Bióloga con doctorado en Ecología de la Universidad Estadual de Maringá (PEA/UEM). Considero que sólo a través de la socialización del conocimiento podremos alcanzar una sociedad más justa. Tengo grandes y diversos sueños, uno de ellos es creer que la educación amplía las las almas y recrea los horizontes ¡la palanca del cambio social!

Foto

Aleja Vélez Denhez

emailaleja.velez@revistabioika.org

Me intereso por el estudio y desarrollo de tecnologías que contribuyan en disminuir el impacto ambiental de nuestras acciones cotidianas. Creo que compartir el conocimiento es un deber de cada investigador, y crear consciencia del impacto que nuestras decisiones tienen sobre la salud del planeta es un paso necesario para su preservación.

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

Bárbara Angélio Quirino

emailbarbara.quirino@revistabioika.org

Bióloga y estudiante de Maestría en Ecología en la Universidad Estadual de Maringá. Las pequeñas acciones individuales son primordiales, pero sólamente cuando extendemos nuestro conocimiento para otras personas y unimos fuerzas es que, de hecho, podemos revolucionar el mundo.

Foto

Carolina Gutiérrez Cortés

emailcarolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

Gabriela Doria

emailgabrieladoria@revistabioika.org

Soy bióloga/botánica apasionada por las plantas y el conocimiento de la naturaleza. Doctora en Ciencias de las Plantas en la Universidad de Cambridge. Tan importante como desarrollar investigación de alta calidad es fomentar la curiosidad científica y el disfrute razonable de la naturaleza en la sociedad.

Foto

Isabela Machado

emailisabela.machado@revistabioika.org

Bióloga y Comunicadora social, especialista en periodismo, con especialización en Comunicación empresarial. Cursa maestría en Tecnologías limpias y sustentabilidad. Con experiencia científica y profesional en Ecología acuática, educación ambiental, sustentabilidad, periodismo ambiental y asesoría de prensa.

Foto

Luis Frederico Favoreto

emailfrederico.favoreto@revistabioika.org

Profesional con formación superior en Artes, Especialización en Comunicación Social, Cine y Fotografía. Con experiencia en marketing y publicidad, en la prestación de servicios a organismos públicos y privados, desarrolla películas y comunicación entre formadores de opinión y el público en general.


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


notifications_none Recientes


folder_special Favoritos


Origen de la Revista Bioika