La importancia de la educación para el cuidado ambiental en zonas alejadas

“El Espacio del Saber”, un proyecto de educación ambiental desarrollado por estudiantes de zona rural, que busca aprovechar el potencial individual para transformar su relación con el entorno y reafirmar su identidad.

  • Foto

    Edivar Mosquera Caicedo

    emailedivarmosqueracaicedo@gmail.com

    Filósofo, especialista en Tecnologias de la Información y la Comunicación. Estudiante de Maestria en Tecnologías Digitales Aplicadas a la Educación en la Universidad de Santander (Colombia). Interesado en innovar para mejorar la calidad educativa.

  • Foto

    Cristina Andrea Zuñiga Quilindo

    emailedivarmosqueracaicedo@gmail.com

    Normalista Superior, Licenciada en Educación Básica con Énfasis en Lengua Castellana e Ingles. Magister en Educación Desde la Diversidad en la Universidad de Manizales (Colombia). Interesada en innovar para mejorar la calidad educativa.



share Compartir expand_more

Reunión del profesor Edivar Mosquera y los estudiantes para tratar problemas ambientales en la “Institución Educativa Las Guacas”

El proyecto educativo “El Espacio del Saber”, nace de la urgente necesidad de contribuir a la sociedad con el fin de responder a los talentos y habilidades de los estudiantes, con miras a educar seres íntegros, idóneos, asertivos y capaces de identificar lo que realmente los hace felices, logrando de esta manera superar sus carencias y potenciar sus habilidades cognitivas, personales y sociales. 

El objetivo del proyecto es educar seres íntegros, idóneos, asertivos y capaces de identificar lo que realmente los hace felices

En Colombia, en el norte del departamento del Cauca, municipio de Corinto, la “Institución Educativa Las Guacas” ubicada en zona rural, presenta diferentes problemáticas que pueden estar afectando al medio ambiente y a la comunidad en general. Teniendo en cuenta que en el proyecto educativo “El Espacio del Saber” es indispensable partir de los intereses y habilidades de los estudiantes para definir y llevar a cabo un proyecto, se orientó como fase inicial la identificación de problemáticas contextualizadas y el planteamiento de posibles soluciones a partir de sus talentos. De esta manera en la fase diagnóstica, los estudiantes observaron que en la vereda las Guacas había una gran cantidad de desechos y material no reciclable como plástico, icopor, bolsas plásticas y botellas, tanto dentro como fuera de la institución, debido al alto consumo de empaquetados, gaseosas, jugos y comidas rápidas.  

Desechos quemados  en la vereda las Guacas
Reciclaje en “Institución Educativa Las Guacas”

Por el uso inadecuado de residuos sólidos las tuberías internas de la institución permanecían obstruidas, afectando la salud y bienestar de la comunidadDe igual manera se quemaba con frecuencia los residuos sólidos, se arrojaba basura al rio que atraviesa la vereda, se cortaban árboles de manera desmedida, los grifos del agua permanecían abiertos durante largas horas y la comunidad en general arrojaba basura al piso. Por el uso inadecuado de residuos sólidos las tuberías internas de la institución permanecían obstruidas, afectando la salud y bienestar de la comunidad.  

Alternativas de solución para un planeta mejor 

Después del análisis del contexto realizado por los estudiantes, las soluciones propuestas por ellos de acuerdo con sus talentos para la conservación del medio ambiente fueron, organizar y acondicionar las zonas verdes de la Institución, sembrando y ornamentando cada espacio del colegio. Además, se realizó la distribución de los comités ambientales, quienes estaban encargados de organizar por semanas el aseo de la institución, tomando nota de los estudiantes que arrojaban basura al suelo e imponiendo comparendos pedagógicos ambientales, asignando puntos al mejor equipo de trabajo ambiental siendo premiados por la institución cada dos meses por su desempeño ambiental y la transformación social. También, recibían una nota positiva por la contribución a la conservación, al buen trato y mantenimiento de oxígeno limpio por sus acciones desinteresadas para el cuidado del planeta.

Niño recogiendo la basura
Reforestación, realizada por estudiantes

Otro comité institucionalizó un Día sin Agua para crear conciencia de su vital importancia para la vida humana y cuando se encontraba una llave abierta se instauraba la alerta naranja, con el fin de saber quién había sido el responsable de la acción, y se procedía a hacer la corrección ambiental.

En las aulas de clase y en los puntos llamados estratégicos por los estudiantes, se instalaron puestos de recolección de basura y en los descansos los lideres ambientales indicaban a la comunidad en general los lugares para depositar los desechos. Esta estrategia permitió la mitigación de quema de los desechos en la Institución, debido a que se organizaban y seleccionaban de acuerdo con las normas de reciclaje. Algunos propusieron ideas nuevas para hacer trabajos manuales con material reciclable, como por ejemplo recolectores de basura con botellas plásticas. 

Canecas ecológicas

Adicionalmente, se incentivó el uso de la bicicleta como medio de transporte, teniendo en cuenta que la mayoría de los estudiantes se trasladan en moto y en muchos casos abandonan el colegio para poder trabajar y adquirir una, lo cual genera deserción escolar. De esa forma, se pretende incentivar y generar cambios en el estilo de vida de los estudiantes por medio de la actividad física, y al mismo tiempo contribuir en la disminución de la contaminación ambiental y los costos de vida. Lo anterior teniendo en cuenta que los dineros destinados para el mantenimiento la moto y la gasolina, pueden ser utilizados en pequeños proyectos que el colegio puede impulsar e instruir, como, por ejemplo, la generación y uso de abono orgánico y un vivero para proteger las fuentes hídricas con el cultivo de árboles.  

Material reciclado

Finalmente, se estipuló una reunión mensual del comité ambiental para evaluar la situación de la producción de basura con un índice de peso de la cantidad de basura que se produce, para tomar acciones para su disminución. 

Por medio del proyecto planteado a nivel institucional fue posible observar las habilidades y talentos de los estudiantes en zonas alejadas, mostrando el interés, compromiso por la comunidad y la creatividad para plantear y llevar a cabo cada estrategia, con el aporte desde todas las áreas.

A nivel rural, se concienció a las familias acerca del nivel de conservación de la tierra y de sus suelos, buscando así que sus cultivos se realicen con toda la responsabilidad ambiental y de rotación de cultivos para que sus tierras no pierdan nutrientes y tengan una seguridad alimentaria y que todos los terrenos gocen de un lugar para la conservación de árboles nativos basado en la producción orgánica.

Alumnos del comité ambiental de la “Institución Educativa Las Guacas”

Por último a nivel nacional se proyecta ver un país con normas que incentiven los diseños arquitectónicos basados en áreas para conservación y cuidado de los nacimientos de agua, que todos los proyectos tengan financiación permanente en las PTAR (Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales) para que las aguas lleguen al rio totalmente limpias, que las urbanizaciones tengan lugares para que sus asociados puedan sembrar y arborizar permanentemente sus zonas verdes, se premien e incentiven a los colegios para que construyan su propio sistema de reciclaje y que los aportes en los laboratorios sean dados por investigación en medio ambiente y los entes gubernamentales como el Ministerio de Educación otorgue becas de estudio asociadas al tema. 

Profe y alumnos da “Institución Educativa Las Guacas”

Foto

Mirtha Amanda Angulo Valencia

emailmirtha.angulo@revistabioika.org

Bióloga de la Universidad del Cauca (Colombia). Estudiante de Doctorado en Ciencias Ambientales en la Universidad Estadual de Maringá (Brasil). Creo que la socialización de los estudios ecológicos, puede ayudarnos a crear conciencia de la importancia de nuestros recursos naturales y de esa forma garantizar su cuidado y preservación.

Foto

Amanda Cantarute

emailamandacantarute@revistabioika.org

Bióloga con maestría en Ecología de Ambientes Acuáticos Continentales de la Universidad Estadual de Maringá. Creo que por medio de la socialización del conocimiento científico podemos formar cada vez más personas empoderadas, justas y conscientes de su verdadero e importante papel en el mundo.

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

Carolina Gutiérrez Cortés

emailcarolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

Isabela Machado

emailisabela.machado@revistabioika.org

Bióloga y Comunicadora social, especialista en periodismo, con especialización en Comunicación empresarial. Cursa maestría en Tecnologías limpias y sustentabilidad. Con experiencia científica y profesional en Ecología acuática, educación ambiental, sustentabilidad, periodismo ambiental y asesoría de prensa.

Foto

Sonia Yanira Rodríguez Clavijo

emailsonia.yanira@revistabioika.org

Con formación en Microbiología, he trabajado en biología molecular y bioinformática. Últimamente la docencia en temas de zoonosis y epidemiología, dirigidos a profesionales del medio ambiente, me permite ser parte de un cambio necesario en nuestra sociedad y su relación con el medio ambiente.


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


folder_special Favoritos


Origen de la Revista Bioika