Foto

Foto

Rosana Moreira Da Rocha

emailrmrocha@ufpr.br

Soy bióloga con doctorado en Ecología de la UNICAMP, pero las ascidias me trajeron para el Departamento de Zoología de la Universidad Federal de Paraná (UFPR) donde hago investigación en las dos áreas. Compartir mi conocimiento sobre estos animales es un placer y espero inspirar a los lectores a admirar y querer conocer más a fondo sobre la diversidad de Brasil.

La invasión silenciosa de las ascidias

Las ascidias, estos extraños animales marinos, poco conocidos y su efecto en la pesca y la acuicultura en zonas costeras del sur de Brasil.



share Compartir expand_more

Allien

Ciertamente, el lector no tendrá dificultad en entender el significado de la lengua inglesa allien, que Hollywood ha inmortalizado en las pantallas del cine, en personajes que revelan el miedo de la humanidad a ser dominada por extraterrestres venidos de otro mundo.

Pero apenas si nos damos cuenta de que en la naturaleza hay una gran cantidad de especies que realmente invadieron regiones geográficas a las que no pertenecían a lo largo de su historia evolutiva, hasta el momento de la invasión. Estas especies también se llaman ‘alliens’, y además ‘especies exóticas’, ‘introducidas’ o ‘no nativas’ en nuestro idioma. También llamamos exótico algo diferente de lo que estamos acostumbrados a ver, y ciertamente la mayoría de las introducciones de especies fueron intencionales cuando la humanidad comenzó a traer a casa diferentes especies encontradas en viajes a tierras lejanas, precisamente por su "exotismo".

Vídeo: Rosana Moreira da Rocha. Subtítulos en español y portugués: Ángela Gutiérrez C

Las ascidias son definitivamente especies exóticas, en el sentido de diferentes o extrañas. Cuando se convierten en adultos, difícilmente son reconocidos como animales porque no tienen una cabeza, ojos o patas definidas. En la superficie de su cuerpo solo hay dos aberturas para la entrada y salida de agua. En muchas especies, los individuos brotan clones como ellos para formar una colonia. Viven fijos en rocas, corales, algas u otros animales de superficie dura como mejillones y ostras. Al observar organismos de aspecto tan simple, es difícil imaginar que las ascidias estén evolutivamente muy cerca de los vertebrados y hasta de los humanos. Pero este hecho se puede apreciar mejor estudiando las larvas en forma de renacuajo, cuyas colas tienen notocorda y tubo nervioso dorsal con la misma organización que los embriones de vertebrados.

Larva de ascidia

Pero ¿por qué estoy hablando de ascidias? Porque este grupo de animales marinos poco conocidos también presenta muchas especies exóticas desde el punto de vista de las invasiones biológicas. En Brasil, el estudio de ascidias exóticas comenzó hace poco más de 15 años, pero ya sabemos que al menos 30 de las 130 especies que se encuentran actualmente en nuestra costa, no forman parte de nuestra fauna original1. En todo el mundo, se han reportado aproximadamente 70 especies de ascidias como introducidas y este número crece cada año con nuevas introducciones2

Como las ascidias no tienen ningún interés comercial, excepto por cuatro o cinco especies comestibles, la gran mayoría de las introducciones fueron accidentales, probablemente por el transporte del casco del barco, o como oportunistas en las reservas de ostras y mejillones transportados para el cultivo. En las invasiones accidentales es muy difícil predecir cuáles especies serán transportadas, ya que depende de la coincidencia de la presencia del barco en el puerto durante el período reproductivo, cuando las larvas buscan superficies para asentarse.

Ascídia solitária

Debido a esto, varios estudios de ascidias exóticas buscan comprender qué factores aumentan la probabilidad de que una especie en particular invada un nuevo entorno. Por ejemplo, si la especie es muy abundante y tiene un largo período reproductivo durante el año, tendrá más oportunidades de encontrar los barcos que la transportarán a "nuevos mundos". Si la especie tiene tolerancia a un amplio rango de salinidad y temperatura, es más probable que sobreviva durante el viaje. Si la especie incuba sus larvas dentro del adulto, es más probable que sobrevivan al viaje3. Un estudio reciente en nuestro laboratorio4 utilizó técnicas de modelado para comparar las características ambientales en las que actualmente viven 19 especies de ascidias con las características de las regiones costeras de todo el mundo, identificando ubicaciones adecuadas para estas especies. Al hacer referencia cruzada de esta información con las rutas de los barcos comercializados internacionalmente, fue posible predecir en qué lugares es más probable que aparezcan estas especies. Este estudio se realizó en 2015 y en realidad tenemos noticias de algunas especies que llegaron más tarde a las regiones previstas, como las ascidias Styela clava en Argentina y Clavelina lepadiformes en la costa oeste de Australia.

Región de mediolitoral inferior de una costa rocosa

En el caso de las ascidias invasoras, las actividades económicas más afectadas son el cultivo de mejillones y ostras, la pesca artesanal y las actividades náuticas costeras. Esto se debe a que las ascidias exóticas son parte de la bioincrustación que crece en cualquier superficie del mar, ya sea la concha de los moluscos, las cuerdas, las boyas para señalizar o apoyar los cultivos, los cascos de los botes y flotadores en los puertos deportivos. Hay muchos kilos de biomasa que producen peso, hundiendo estructuras y reduciendo la hidrodinámica de los cascos de los barcos y su eficiencia de navegación. Los estudios realizados en nuestro laboratorio y en otros países también muestran que los mejillones cultivados crecen cada vez más lentamente cuando están cubiertos de ascidias.  

El medio ambiente también puede verse afectado por las ascidias invasoras. En la costa de Paraná y Santa Catarina, en el sur de Brasil, desde 1995 hemos observado colonias de la especie Eudistoma carolinense, que cubren grandes franjas de la zona media baja de las costas rocosas5. Recientemente hemos descubierto que esta especie ha sido reemplazada por Polyandrocarpa zorritensis, otra especie de ascidia invasora que ocupa el espacio previamente ocupado por algas.

Mapa político de Brasil

Mientras los barcos y las embarcaciones pequeñas no limpien periódicamente sus cascos ni realicen inspecciones para eliminar especies exóticas, habrá oportunidades de nuevas invasiones, causando grandes impactos ambientales y económicos.   

Referencias
  1. Rosana M. Rocha et al. 2013. The need of more rigorous assessments of marine species introductions: a counter example from the Brazilian coast. Marine Pollution Bulletin 67, 241-243.
  2. Shane Ahyong et al. 2019. World Register of Introduced Marine Species (WRiMS). Accessed at http://www.marinespecies.org/introduced on 2019-09-29. 
  3. Gretchen Lambert. 2005. Ecology and natural history of the protochordates. Canadian Journal of Zoology 83, 34-50.
  4. Daniel M. Lins et al. 2018. Predicting global ascidian invasions. Diversity and Distributions 24, 692-704.
  5. atiane Moreno e Rosana Rocha 2006. Associated fauna of Eudistoma carolinense (Tunicata, Ascidiacea) compared with other biological substrates with different architectures. Journal of Coastal Research SI39, 1695-1699.

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

Alexandrina Pujals

emailale.pujals@revistabioika.org

Bióloga, especialista en Planeación Ambiental, Gestión de los Recursos Naturales y Magister en Ciencias Ambientales. Creo que el conocimiento científico tiene más valor cuando se comparte y populariza. La divulgación torna ese conocimiento accesible al públicos, alineando argumentos e ideas que busque la conservación del medio ambiente.

Foto

Carolina Gutiérrez Cortés

emailcarolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

Edna Liliana Amórtegui Rodríguez

emailliliana.amortegui@revistabioika.org

Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia. Estoy convencida de que el conocimiento debe ser abierto y disponible no sólo para público especializado sino para toda la sociedad. Considerando el impacto que tiene en nuestras vidas la investigación científica, me interesa aportar a la divulgación, especialmente en temas de ecología.

Foto

Isabela Machado

emailisabela.machado@revistabioika.org

Bióloga y Comunicadora social, especialista en periodismo, con especialización en Comunicación empresarial. Cursa maestría en Tecnologías limpias y sustentabilidad. Con experiencia científica y profesional en Ecología acuática, educación ambiental, sustentabilidad, periodismo ambiental y asesoría de prensa.


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


notifications_none Recientes


folder_special Favoritos


Origen de la Revista Bioika