Urbanización e invasión biológica: ¿hoy por ti, mañana por mí?

bookmark_border Favoritos

Los arroyos se encuentran entre los ambientes acuáticos que más impacto han sufrido debido a la proximidad a los centros urbanos. En el contenido de la sección Ecoando “Urbanización e invasión biológica: ¿hoy por ti, mañana por mí?”, averigua cómo la urbanización puede crear ambientes adecuados y favorecer la proliferación de un especie invasora.



share Compartir expand_more

Invasores urbanos

Las áreas urbanas son consideradas una seria amenaza para la naturaleza que las rodea. Los ambientes acuáticos, especialmente los arroyos, se encuentran entre los más afectados por la proximidad de los centros urbanos. El rápido crecimiento de las ciudades invade cada vez más las áreas naturales de los arroyos, que acaban siendo incluidos en matrices urbanas. Este hecho provoca transformaciones en el paisaje natural debido al aumento de la contaminación y a la construcción de áreas pavimentadas, impermeabilizando el suelo alrededor de estos cuerpos acuáticos. Además, estos cambios en la matriz urbana provocan variaciones bruscas en los aspectos físicos y químicos del propio cuerpo acuático, como el caudal hidrológico (volumen de agua que fluye a través de una determinada sección del río), la temperatura del agua, la cantidad de oxígeno disponible e, incluso, las características del suelo. Esto significa que la proximidad entre los centros urbanos y los arroyos afecta la supervivencia de las comunidades biológicas acuáticas, desde los microorganismos hasta los peces, provocando cambios en toda la red alimentaria de estos ambientes. Y es específicamente sobre los efectos que tiene la urbanización en la alimentación de los peces, que trata este trabajo. 

Los arroyos insertados en áreas urbanas sufren cambios en la vegetación que los rodea. La vegetación de ribera juega un papel muy importante en el mantenimiento de las condiciones ideales para los peces y otros organismos con los que se alimentan. En situaciones en las que el área ribereña se pierde y es reemplazada por caminos pavimentados, ocurren reducciones significativas en la disponibilidad de alimento para los peces, por lo que estos organismos necesitan ajustar su dieta en dichos ambientes alterados. El problema es que no todos son capaces de adaptarse a las nuevas condiciones.

Arroyo rural
Arroyo urbano

Pero puede que se esté preguntando: ¿dónde entra la invasión en esta historia? Muchos arroyos, especialmente los urbanizados, sufren la constante introducción de peces invasores (aquellos que no son nativos de ese lugar). Estos, generalmente son más resistentes a los cambios ambientales, tienen más facilidad para adaptarse al ambiente afectado, como los arroyos urbanizados, y son mejores competidores en comparación con las especies de peces nativos. Un ejemplo de pez invasor que se presenta en abundancia tanto en arroyos en áreas urbanas como en los más preservados en áreas rurales es el guppy (Poecilia reticulata). Esta especie originaria del noroeste de América del Sur y de las islas adyacentes en el Caribe oriental, se ha distribuido ampliamente en todo el mundo como mascota ornamental o como agente de control de mosquitos debido a que se alimenta de larvas acuáticas. 

Estudios ya han demostrado que el guppy es una especie capaz de alterar su comportamiento alimentario ante situaciones adversas y mantener el rendimiento de su población (fitness). En este sentido, nuestro estudio evaluó la dieta y la selección de presas por guppys en arroyos urbanos y rurales en la cuenca del río Pirapó, en el sur de Brasil, con el fin de verificar si la especie cambia su dieta y su fitness.

Hembra de pez Guppy
Macho de pez Guppy

Nuestros análisis mostraron que la dieta del guppy variaba según el tipo de arroyo. En los urbanizados, la especie mostró una dieta menos diversa en comparación con los rurales, lo que demuestra que hay menos presas disponibles para los peces en las áreas urbanizadas. Sin embargo, aunque la diversidad y disponibilidad de presas fue menor en los arroyos urbanos, fueron capturaron más individuos, con tamaño y peso corporal mayores en comparación con los individuos de los arroyos rurales.  

Abundancia de pez Guppy en arroyos rurales y urbanos (rótulos en español)

Estos resultados muestran que los arroyos urbanizados parecen ofrecer mejores condiciones para la proliferación de las especies invasoras, a pesar de que es un ambiente degradado y con menor disponibilidad de alimentos. La capacidad de la especie para aprovechar lo que está disponible aparentemente contribuyó a su éxito en arroyos urbanizados. Como no todas las especies de peces (especialmente las nativas) son capaces de tolerar los cambios causados por la urbanización, es posible que los individuos de guppy en los arroyos urbanos fueran más abundantes y más grandes debido a interacciones menos competitivas en estos ambientes.

Por tanto, observamos que, si bien existe un cambio en la dieta del guppy entre los tipos de arroyos, esto no fue un problema para su población. La alimentación flexible de las especies invasoras probablemente ofrece ventajas competitivas al intentar colonizar y establecerse en nuevos ambientes. Aun así, los cambios causados como resultado de la urbanización parecen mejorar el fitness de la especie, lo que muestra cómo estas alteraciones en los ambientes pueden favorecer a las especies invasoras con relación a las nativas. Así, la identificación de adaptaciones alimentarias en ambientes con alto grado de disturbio, como es el caso de ambientes urbanizados, es fundamental para brindar subsidios en el proceso de establecimiento de especies invasoras.

¿Te resultó útil?



library_booksVersión PDF



event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones

expand_more bookmark_border Favoritos
"