Conectando el hemisferio sur a través de la ciencia ciudadana


¿Sabías que puedes contribuir a la producción científica a través de la recopilación de datos? Esto es posible gracias al movimiento de Ciencia Ciudadana, en el que la población participa de forma sencilla y voluntaria en el registro de diferentes especies de plantas y animales mediante una una plataforma online o una aplicación de teléfono celular.

  • Foto

    Bianca Darski Silva

    emailbiadarski@gmail.com

    Bióloga (UFRGS), Magíster en Zoología (UFPA / MPEG) y Doctora en Ecología (UFRGS). Investigadora del Instituto de Desarrollo Sostenible Mamirauá, vinculada al proyecto Ciencia Ciudadana para la Amazonía (WCS). Es cofundadora de Rede Conexões Amazônicas y trabaja en el area de la divulgación científica y la educación ambiental.

  • Foto

    Larissa Braz Sousa

    emaillarissa.braz_sousa@mymail.unisa.edu.au

    Estudiante de doctorado en la Universidad de Australia del Sur. Bióloga y profesora de ciencias, egresada de la UNESP Rio Claro, donde también realizó su maestría. Tiene una gran pasión por la educación ambiental y la defensa de la salud pública. Su investigación actual tiene como objetivo integrar la ciencia ciudadana y el monitoreo de mosquitos, generando impactos positivos en las comunidades involucradas.

  • Foto

    Stephen Fricker

    emailStephen.Fricker@unisa.edu.au

    Stephen ha trabajado en ecología vectorial durante muchos años, a través del innovador programa Mozzie Monitors, se ha interesado cada vez más en involucrar al público en la ciencia y la conciencia de la biodiversidad. Recientemente, ha estado investigando los impactos en la salud de involucrar a los ciudadanos mayores en la recopilación de información sobre biodiversidad a través de iNaturalist.

  • Foto

    Seamus Doherty

    emaileditorial@revistabioika.org

    Biólogo y líder ciudadano científico, Seamus es coorganizador del Gran BioBlitz del Hemisferio Sur y vicepresidente de la organización sin fines de lucro Ferox australis. Seamus también es candidato a doctorado en la Universidad Flinders, Australia del Sur, y está investigando las amenazas antropogénicas y el riesgo de extinción de especies en los trópicos húmedos australianos.

  • Foto

    Eric Fischer Rempe

    emaileditorial@revistabioika.org

    Biólogo de la UFRJ, Magíster en Energías Renovables de la Universidad de Oldenburg / Alemania, Investigador Asistente de la Universidad Técnica de Berlín, Experto Integrado GTZ / CIM en UTFPR, Consultor OPS / PNUD en el Ministerio de Salud / SVS. Trabaja desde 2011 como Analista Ambiental en IBAMA.

  • Foto

    Anabela Plos

    emailplos@macn.gov.ar

    Licenciada y Doctora en Biología, egresada de la Universidad Nacional de La Plata. Principal profesional de carrera en el equipo de apoyo del CONICET, en el Museo Argentino de Ciencias Naturales "Bernardino Rivadavia". Administrador del Nodo Argentino de GBIF. Representante Regional de Nodos de GBIF para América Latina y el Caribe. Miembro de la Red Iberoamericana de Ciencia Abierta - RICAP.

  • Foto

    Marcos Silveira

    emailsilveira.marcos66@gmail.com

    Marcos es biólogo egresado de la UEL, tiene una maestría en botánica de la UFPR y un doctorado en Ecología de la UnB. Ha trabajado en la UFAC desde 1992, trabaja con la flora de Acre y monitorea los bosques del estado a través de una red de parcelas permanentes.

  • Foto

    Eliara Solange Müller

    emaileliara@unochapeco.edu.br

    Licenciada en Ciencias Biológicas de la Universidad del Oeste de Santa Catarina, Campus Chapecó, maestría y doctorado en Diversidad y Manejo de Vida Silvestre de la Universidad de Vale do Rio dos Sinos. Actualmente es profesora e investigadora de la Universidad Comunitaria Región Chapecó. Tiene experiencia en Zoología y Ecología, con énfasis en diversidad de aves y ecología.

  • Foto

    Isaac De Oliveira Santos

    emailisaacoliveira.tk@gmail.com

    Graduado en Licenciatura en Ciencias Biológicas en la UFAC, donde es residente pedagógico, trabajando en el colegio Colégio Acreano. Participó en varios proyectos de extensión y cursos cortos, siendo actualmente activo en iNaturalist comprometido con la ciencia ciudadana, organizando cursos de extensión en el área y colaborando en proyectos en la plataforma.

  • Foto

    Gustavo Henrique Da Silva Ribeiro

    emailgustavo.ribeiroeas@gmail.com

    Estudiante de Ingeniería Ambiental y Sanitaria en UTFPR - Curitiba y miembro fundador del proyecto de extensión BioTiba.

  • Foto

    Jeymmy Walteros Rodríguez

    emailjeymmy.walteros@utp.edu.co

    Docente profesional y universitario, con experiencia en proyectos de gestión e investigación asociados a la ecología acuática. Con formación en ciencias ambientales y experiencia en estudios de biomonitoreo acuático y trabajo con comunidades locales. Con un inmenso interés por los ríos y su relación con la ciudadanía.



share Compartir expand_more

Mujer tomando fotos en ambiente natural.

¿Quién no ha sentido nunca una sensación de bienestar después de contemplar un paisaje con la naturaleza en todo su esplendor? Sin embargo, basta solo leer las noticias actuales para ver que enfrentamos una crisis climática que se mezcla con innumerables impactos ambientales alrededor del mundo. La buena noticia es que podemos ser parte de la solución. Mucha gente quiere ayudar, ser parte de una acción que nos lleve a una realidad menos egoísta y más colaborativa. Y hay muchas formas de actuar a favor de las causas ambientales y otras causas importantes; una de estas formas es la ciencia ciudadana.

La base de la ciencia ciudadana es el reconocimiento de que cualquier persona puede contribuir con la ciencia y la generación de conocimiento. La ciencia ciudadana está representada por la participación voluntaria y activa de las personas en la investigación científica, que puede incluir la colaboración en actividades en cualquier etapa de una investigación, ya sea en la formulación de preguntas, recolección y análisis de datos y difusión de resultados. La ciencia ciudadana permite involucrar a personas no científicas de diferentes perfiles, desde niños hasta personas mayores. Este enfoque ha ido ganando terreno en la última década, siendo cada vez más adoptado por investigadores en las áreas ambientales, así como en las áreas de salud, química, física, lingüística, entre otras áreas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha apoyado las iniciativas de ciencia ciudadana como un enfoque para garantizar una ciencia abierta y de acceso libre para toda la comunidad. Algunos de estos programas se están volviendo más populares, en los que las personas pueden involucrarse para mejorar la salud pública en las áreas donde viven. Un ejemplo es Mozzie Monitors, un programa en el que la comunidad, junto con investigadores, monitorea los mosquitos en Australia. Con estos datos, investigadores, autoridades ambientales y de salud pública pueden rastrear especies relacionadas con enfermedades transmitidas por mosquitos, como la malaria, el dengue y el virus Zika, además de identificar la presencia de especies invasoras. Hay varios proyectos de ciencia ciudadana en marcha en todo el mundo y puedes obtener información sobre cómo participar accediendo a las siguientes plataformas: SciStarter, RICAP, SiBBr y ALA.

En este artículo, abordamos el contexto en el cual nació la Grande BioBlitz del hemisferio sur, un evento de ciencia ciudadana pionero y organizado de forma colaborativa. El objetivo de este evento anual (con su primera edición en 2020) es destacar la biodiversidad durante la primavera en el hemisferio sur, además de sumar esfuerzos en acciones de educación ambiental en la región. La ciencia y la tecnología caminaron lado a lado en el planeamiento y ejecución de esta iniciativa, permitiendo que personas de diferentes lugares se conectaran de forma remota durante un año lleno de desafíos debido a la pandemia de COVID-19.

Ciencia ciudadana e innovación

 En la última década, cada vez más proyectos se han destacado por unir la ciencia y la tecnología para la generación de grandes bases de datos (conocidos como big data) con la participación de la comunidad en general en el monitoreo de eventos ambientales o de especies. Entre esos proyectos está el Sistema Urubu – que se convirtió en la mayor red social de conservación de la biodiversidad brasileña con foco en la identificación de áreas críticas de atropellamiento de fauna; y la Red de Ciencia Ciudadana para la Amazonia que busca generar informaciones sobre peces y aguas en la escala de la cuenca Amazónica con el objetivo de promover el manejo sustentable de la pesca y la conservación de áreas húmedas.

El éxito de proyectos como estos viene acompañado del aumento de aplicaciones y plataformas online gratuitas y de fácil acceso, como es el caso de WikiAves, eBird, Ictio, Pl@ntNet e iNaturalist. La plataforma iNaturalist, a diferencia de las otras citadas, abarca todos los grupos taxonómicos (es decir, no se restringe al grupo aves, como en el caso de la WikiAves). La iNaturalist es una plataforma que nació de una asociación entre la Academia de Ciencias de California y la National Geographic Society. En esta plataforma – que puede ser usada por medio de una aplicación del celular o por la página web – los usuarios comparten observaciones de animales, plantas y hongos, incluyendo macro y microorganismos. Las observaciones incluyen fotografías de los organismos y/o grabaciones de sonidos (como la vocalización de aves, por ejemplo). Además, la plataforma iNaturalist es de carácter integrador y posibilita la asociación con instituciones locales, por medio de la Red iNaturalist.

 iNaturalist

Por cada organismo observado, hay por lo menos tres informaciones importantes a ser registradas en la plataforma iNaturalist: 1) identificación de la especie, 2) fecha y 3) localización geográfica de la observación. Si usted no sabe el nombre de la especie observada, es posible adicionar identificaciones genéricas (por ejemplo, si es un hongo o una planta). La plataforma también cuenta con herramientas de identificación de especies, por medio de inteligencia artificial, que sugiere posibles identificaciones para las fotos con base en la semejanza entre la foto compartida y las imágenes ya identificadas en el banco de datos.

Por ser una plataforma gratuita y de fácil acceso, diversos proyectos han usado la iNaturalist para incluir personas en actividades de ciencia ciudadana e incentivar la sensibilidad ambiental. Entre las posibilidades de uso de la iNaturalist, están los bioblitzes, definidos como actividades de intenso levantamiento de la biodiversidad o de inventariado relámpago de especies (bio = vida y blitz = hacer algo de forma rápida e intensa). Así, un bioblitz no es más que un maratón realizado junto a varias personas con el fin de registrar tantas especies como sea posible en un lugar determinado durante un período de tiempo definido. El primer bioblitz tuvo lugar en 1996 en Estados Unidos y, desde 2007, la National Geographic Society promueve eventos de esta naturaleza en diferentes partes del mundo.

El "Desafio Urbano de la Naturaleza" (o CNC “City Nature Challenge”) es uno de esos eventos que cada año conquista a más personas y ciudades participantes de todo el mundo. Se lleva a cabo anualmente desde 2016, a finales de abril, es decir, durante la temporada de primavera en el hemisferio norte. En 2021, a pesar de las limitaciones por la pandemia COVID-19, la CNC llegó a su sexta edición con la participación de 52.000 observadores, en 419 ciudades, distribuidas en 44 países. La CNC es una competencia amistosa entre ciudades registradas de todo el mundo para registrar el mayor número posible de observaciones de la biodiversidad en áreas urbanas.

El gran BioBlitz del hemisferio sur

Post: Gran Biobusqueda del Sur - Bioblitz 2021

La creciente participación en CNC evidenció el potencial de reunir a las personas en eventos de corta duración de una manera lúdica con el propósito de acercarlos a la naturaleza local. El éxito de CNC inspiró a los organizadores de este evento en Australia a crear una iniciativa similar, pero durante la primavera en el hemisferio sur. Muchas regiones del extremo sur del hemisferio ya enfrentan períodos de frío intenso incluso durante el otoño. Un bioblitz durante una temporada en que el clima es más suave podría ayudar a involucrar a más personas en los países del hemisferio sur. Además, es durante la primavera cuando ocurre la fase reproductiva de muchos animales, hay más plantas floreciendo y un aumento visible en cantidad de insectos y aves polinizadoras y, por lo tanto, es más fácil y placentero observar la naturaleza en esta temporada.

 Con esta idea en mente y luego de muchas reuniones virtuales, los organizadores tuvieron la certeza de que un evento enfocado en el hemisferio sur podría permitir la construcción de una red de apoyo colaborativo entre personas de diferentes países, ya que la ciencia ciudadana es más reciente y menos extendida en esa parte del mundo. Así nació en Australia, en mayo de 2020, la idea del “Great Southern BioBlitz” (GSB, acrónimo de Gran BioBlitz del hemisferio sur).

 El primer año de GSB ya trajo consigo un gran desafío derivado de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la idea de GSB se expandió rápidamente al archipiélago de Fiji, así como a países de África y América del Sur. En Brasil, el evento se conoció como “Grande BioBlitz do Hemisfério Sul”, y en los países de habla hispana de América del Sur, como “Gran BioBúsqueda del Sur”. Formalmente, el GSB es una iniciativa de la ONG de educación ambiental y ciencia ciudadana de Australia del Sur "Ferox australis", organizada de manera colaborativa entre representantes locales e internacionales en el hemisferio sur. Todas las personas involucradas en la organización de la GSB son voluntarias - vinculadas o no a diferentes organizaciones públicas, privadas, gubernamentales y no gubernamentales - y no siempre hablan el mismo idioma, pero ciertamente comparten el mismo entusiasmo por el propósito del evento.

Resultados de la primera edición del GSB

La primera edición del Grande BioBlitz en el hemisferio sur se llevó a cabo del 25 al 28 de septiembre de 2020, cuando más de 170 ciudades y regiones de todo el hemisferio sur tuvieron la oportunidad de registrar observaciones de fauna, flora y hongos. Como las restricciones debido a la pandemia de COVID-19 fueron diferentes en cada región, algunas ubicaciones alentaron la realización del GSB en sus propios patios traseros, balcones y ventanas de las casas de los participantes. En determinados lugares, algunas personas tuvieron la oportunidad de realizar caminatas en medio de la naturaleza mientras realizaban sus observaciones, siempre respetando las recomendaciones de salud de sus áreas.

Los resultados del primer año del GSB fueron sorprendentes, alcanzando aproximadamente 90.000 observaciones de más de 12.000 especies. Estos números fueron posibles gracias al esfuerzo colectivo de más de 3.000 observadores y cerca de 3.000 identificadores de especies en la plataforma iNaturalist, además, por supuesto, al arduo trabajo de todos los organizadores locales. El GSB también contribuyó significativamente al aumento en el número de observaciones, así como especies y observadores en la plataforma iNaturalist, considerando todos los países involucrados en el evento. A continuación, se muestran algunos de estos números de registro compartidos durante la GSB.

Algunas historias detrás de Bioblitz

GSB

A través del GSB, la ciencia y la tecnología permitieron la conexión de entusiastas y amantes de la naturaleza en apoyo de un objetivo común: registrar y promover la biodiversidad que los rodea. Algunos informes de los organizadores locales sobre la experiencia de participar en el GSB son fuente de inspiración y motivan la expansión de iniciativas como esta.

Recuerdo que me emocionó registrar de cerca al anacã, un loro amazónico muy hermoso que es difícil de ver posado. Estaba emocionada, tomando fotos sin parar.

Jéssica dos Anjos Oliveira
Alta Floresta, Mato Grosso, Brasil

Me encantó participar en un proyecto con un objetivo noble y solidario en el que cualquiera pudiera participar, sin importar edad, educación o profesión.

Cecilia Ambrogio
Villa Nueva, Córdoba, Argentina

Me gustó mucho el carácter integrador del GSB, uniendo a personas de diferentes áreas, edades y regiones, a favor de la encuesta de conocimiento científico.

Jacqueline de Oliveira Vieira
Luís Correia, Piauí, Brasil

¿Qué sucede después de un bioblitz?

En la plataforma iNaturalist, la información contenida en las observaciones (como identificación, ubicación, género, fecha), luego de cumplir una serie de criterios y ser clasificada como grado de investigación, se incorpora a una base de datos mundial. Esta base de datos se llama GBIF (Global Biodiversity Information Facility) y, como se describe en su sitio web, “es una red internacional y una infraestructura de datos financiada por gobiernos de todo el mundo, con el objetivo de brindar a cualquier persona, en cualquier lugar, acceso abierto a datos sobre toda la vida en la Tierra". GBIF tiene actualmente más de 4 millones de especies en su base de datos y es una fuente importante de información para miles de científicos.

 Aunque la contribución al crecimiento de esta base de datos es algo increíble - ya que nunca podremos medir el potencial de una foto aleatoria de un insecto que aterrizó en una pequeña planta - la participación en el GSB no es solo para este propósito. No se trata solo de alimentar una base de datos. La experiencia en el campo, la mirada atenta, la expansión de la visión hacia la naturaleza que nos rodea, saber qué especies habitan en el mismo barrio o en la misma ciudad que nosotros, eso sí, es de lejos lo mejor para formar parte de GSB.

 La segunda edición del GSB tendrá lugar entre el 22 y el 25 de octubre de 2021. Hemos elegido al albatroz-ceja-negra (Thalassarche melanophris) como nuestra “mascota”. Esta especie, que se encuentra en África, Oceanía y América del Sur, representa la conexión que la GSB ha creado entre personas que nunca antes imaginaron que estarían unidas en un evento que celebra la vibrante biodiversidad en el hemisferio sur.

 albatroz-ceja-negra

Para obtener más información sobre el Gran BioBlitz del hemisferio sur, consulte los enlaces a continuación:

Agradecimientos

Agradecemos a todas las personas involucradas en la organización local del GSB (un total de 102 personas) así como a sus respectivas instituciones que apoyaron y dieron a conocer el propósito del evento. También agradecemos a las más de 3.000 personas que participaron activamente en la primera edición del GSB.


Foto

Mirtha Amanda Angulo Valencia

emailmirtha.angulo@revistabioika.org

Bióloga de la Universidad del Cauca (Colombia). Estudiante de Doctorado en Ciencias Ambientales en la Universidad Estadual de Maringá (Brasil). Creo que la socialización de los estudios ecológicos, puede ayudarnos a crear conciencia de la importancia de nuestros recursos naturales y de esa forma garantizar su cuidado y preservación.

Foto

Ángela Gutiérrez C

emailangela.gutierrez@revistabioika.org

De acuerdo con mi formación en la educación pública, creo en la necesidad de hacer accesible a todos, los resultados de las investigaciones científicas. Que se hace? Para que sirve? Como puedo contribuir? Pienso que el trabajo multidisciplinario es la clave para proponer soluciones en pro de una sociedad justa, sustentable y equitativa.

Foto

Carolina Gutiérrez Cortés

emailcarolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.

Foto

David González

emaildavid.gonzalez@revistabioika.org

Publicista, fan del lenguaje escrito y audiovisual. Creo que la ciencia, la tecnología, el arte y la comunicación tienen el poder de crear bienestar, toda vez que estén al servicio de la cultura, el cuidado del entorno y las causas más generosas.

Foto

Isabela Machado

emailisabela.machado@revistabioika.org

Bióloga y Comunicadora social, especialista en periodismo, con especialización en Comunicación empresarial. Cursa maestría en Tecnologías limpias y sustentabilidad. Con experiencia científica y profesional en Ecología acuática, educación ambiental, sustentabilidad, periodismo ambiental y asesoría de prensa.

Foto

Rafael Franco Ferreira

emailrafaelfferreira1987@revistabioika.org

Físico y estudiante de doctorado en Física en la Universidad Estadual de Maringá (Brasil). Como entusiasta de la ciencia y la filosofía, creo que el conocimiento transforma el individuo y su cultura. Pienso que la socialización de las ciencias contribuye a crear una sociedad más crítica, justa e independiente de sus gobernantes.

Foto

Sonia Yanira Rodríguez Clavijo

emailsonia.yanira@revistabioika.org

Con formación en Microbiología, he trabajado en biología molecular y bioinformática. Últimamente la docencia en temas de zoonosis y epidemiología, dirigidos a profesionales del medio ambiente, me permite ser parte de un cambio necesario en nuestra sociedad y su relación con el medio ambiente.


library_booksVersión PDF



bookmark_border Favoritos


notifications_none Recientes

loyaltySuscríbete gratis


event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones