Gramíneas invasoras aumentan el riesgo de incendios forestales


bookmark_border Favoritos

Estudio muestra que las plantas gramíneas invasoras aumentan la frecuencia de ocurrencia de incendios en igual proporción que el cambio climático.




share Compartir expand_more

Veintitrés acres de hiervas gramíneas, principalmente invasoras y no nativas, fueron quemadas el 22 de octubre de 2015, en el Lower Table Rock de BLM, en el sur de Oregon, EE. UU.

Cada día se conocen más los impactos negativos de las especies invasoras sobre el equilibrio de los ecosistemas. Una especie invasora es aquella que no es nativa de un determinado sitio y fue introducida por medio de una acción directa o indirecta del ser humano. 

Para una especie “no nativa” ser considerada invasora, no basta con que aparezca en un sitio fuera de su área natural de distribución, sino que debe proliferar en el área a la que llega y causar daños al medio ambiente, a la economía o a la salud de las personas. Entre los diversos ejemplos de los impactos provocados por especies invasoras, un reciente estudio, publicado el 4 de noviembre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, constató que gramíneas invasoras son capaces de alterar los regímenes de incendios forestales en escala regional.

El trabajo fue realizado por ecólogos de la Universidad de Massachusetts en asociación con la Universidad de Colorado, quienes combinaron grandes conjuntos de datos para evaluar las diferencias en los regímenes de incendios, en EE.UU, entre áreas invadidas por gramíneas y áreas no invadidas. Después, ellos usaron registros de incendios para comparar la ocurrencia, tamaño y frecuencia de incendios entre esas áreas, en el periodo comprendido entre el año 2000 y el 2015. Entre las 12 especies de gramíneas analizadas, ocho presentaron frecuencias de incendios significativamente elevadas, algunas duplicando y hasta triplicando la frecuencia de los incendios. Esas tasas de aumento llegan a ser inclusive similares a las ocasionadas por el cambio climático.

Así, una posible herramienta para mitigar los incendios puede estar en el control de esas plantas invasoras. El manejo de estas especies y la prevención de futuras introducciones son fundamentales para remediar los impactos ecológicos y económicos asociados a los incendios. Sabiendo que todos nosotros contribuimos en el aumento de la incidencia de los incendios a través del transporte de semillas, de forma deliberada o accidental, ¿qué medidas pueden ser tomadas para disminuir tales riesgos? ¿Existen maneras de impedir la propagación de especies “no nativas” después de ya estar presentes en un nuevo ambiente?. 

¿Te resultó útil?




library_booksVersión PDF



event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones

expand_more bookmark_border Favoritos
"