¿Cómo las condiciones ambientales pueden afectar a los peces?


bookmark_border Favoritos

Las características ambientales son las encargadas de definir la presencia de especies de peces en un lugar determinado. En este contenido vamos a entender cómo los cambios en estas características, debido a la construcción de una central hidroeléctrica, pueden influenciar la persistencia de las especies y las funciones ecológicas proporcionadas por ellos.




share Compartir expand_more

El medio ambiente puede definir la presencia de especies de peces. Los cambios en las características ambientales también pueden alterar qué especies no pueden persistir en estos lugares.

Diferentes aspectos pueden ser considerados para evaluar la estructura de las comunidades ecológicas, las cuales son entendidas como el conjunto de especies presentes en un lugar determinado. El atributo ecológico más antiguo utilizado por la comunidad científica es la riqueza de especies, en la que identificamos el número de especies en las comunidades así como su composición, es decir la identidad de las especies que la componen. En el sur de Brasil, el río Paraná, por ejemplo, que es el segundo río más grande de Sudamérica, podemos encontrar las especies de peces bocachico, dorado, piracanjuba, pintado, entre muchas otras. 

Diversidad de peces en el río Paraná

Otro aspecto que se considera muy importante cuando hablamos de comunidades ecológicas, son las características funcionales de la especie, que corresponden a las características ligadas a las funciones que estas cumplen en el ambiente, y que pueden estar relacionadas con la alimentación, reproducción, comportamiento, forma del cuerpo, entre otras.

Mucho se habla hoy en día sobre los beneficios que brindan los ecosistemas naturales para nuestra supervivencia y calidad de vida, como el ciclo de nutrientes, la purificación del agua y la fertilización del suelo, siendo las especies partícipes fundamentales en la provisión de estos beneficios (también conocidos como servicios ecológicos). De esta forma, se han creado índices que miden la diversidad de funciones que brindan las especies, por ejemplo, índices que muestran si existe una amplia variedad de funciones e índices que muestran si son funciones similares o exclusivas.

Dicho esto, el punto central de nuestro trabajo fue investigar cómo la variación del medio ambiente (cambios en las características del agua) afecta el número de especies de peces y las funciones que desempeñan. Esto se debe a que cada especie puede responder de manera diferente ante las variaciones ambientales, por ejemplo, disminuyendo o aumentando su número de individuos - su abundancia. 

Planicie de inundación del alto río Paraná.

Nuestro lugar de estudio, la llanura aluvial del alto río Paraná, sufre constantemente impactos de acciones humanas, como la construcción y la operación de represas hidroeléctricas. Esto se refleja en cambios directos sobre las características del agua, como pueden ser el aumento de su transparencia y una disminución en nutrientes como el fósforo y el nitrógeno. Además, las represas pueden alterar el nivel del agua de las lagunas y ríos que se encuentran aguas abajo, debido a que retienen agua para la generación de electricidad. Estos impactos pueden tener efectos tanto en el número de especies como en los servicios ecológicos proporcionados por el medio ambiente.

En nuestra investigación encontramos cuatro características del agua que tuvieron efectos significativos en la variación del número de especies y la diversidad funcional de las comunidades: a) fósforo total (componente químico presente en las proteínas y en el ADN, pero que también se encuentra en los efluentes domésticos e industriales), b) profundidad de la laguna, c) transparencia del agua y, d) nivel del agua de la laguna.

Representación esquemática de los resultados encontrados en el estudio

A medida que aumentaba el fósforo total y la profundidad de los ambientes, se observó una respuesta en el aumento de la riqueza de especies de la comunidad. El fósforo en cantidades ideales en el agua puede indicar una mayor disponibilidad de alimento para los peces, ya que es un nutriente importante utilizado por las algas, que a su vez son alimento para los invertebrados. Así, indirectamente, el fósforo es capaz de sustentar más especies en un mismo lugar, incluidas especies con diferentes hábitos alimentarios, lo cual tiene efectos en el aumento de las funciones que desempeñan los peces en el ambiente.

Los ambientes más profundos albergan más especies debido a la presencia de mayor espacio (cantidad de hábitats) para ocupar, incluso en períodos de sequía. Por otro lado, la transparencia y el nivel del agua produjeron un efecto contrario en el número de especies y características funcionales. Los ambientes más claros pueden albergar menos especies porque facilitan la depredación de individuos jóvenes y peces pequeños. 

Raya

Sin embargo, a pesar del menor número de especies en estas condiciones, continuaron teniendo funciones distintas. La variación en el nivel del agua, a su vez, cambia los ambientes de tal manera que en períodos de aguas altas (mucha lluvia) existe una mayor conectividad entre diferentes ubicaciones. Esto favorece el intercambio de especies entre ellos, lo que altera la abundancia y dispersión de peces (movimiento de individuos entre diferentes ambientes). Por lo tanto, considerando cada ambiente, la diversidad de características funcionales disminuye, ya que los peces comienzan a ocupar otros ambientes.

Representación esquemática del resultado en-contrado en el estudio en relación al nivel del agua en las lagunas (ES)

En resumen, los resultados de este estudio muestran que las diversas características del medio ambiente pueden influir de manera diferente en las comunidades de peces, lo que lleva a un aumento o disminución en el número de especies y características funcionales. Identificar qué características ambientales tienen este efecto en las comunidades de peces es fundamental para mantener un ambiente equilibrado, ya que pueden estar directamente relacionadas con las acciones humanas y pueden evitarse o revertirse mediante acciones de manejo. Con esto, una mejor gestión de los recursos naturales con el fin de mantener la mayor diversidad de especies y características funcionales puede garantizar el suministro de bienes y servicios ecosistémicos de calidad a la población, que pueden ir desde la pesca de grandes peces comerciales hasta la purificación del agua y la fertilización del suelo.

Artículo original disponible en: https://link.springer.com/article/10.1007/s00027-020-00727-x

¿Te resultó útil?




library_booksVersión PDF



event_available Lanzamientos

alarm_onNotificaciones

expand_more bookmark_border Favoritos
"