Pueblos del Xingu: un ejemplo de defensa ambiental

folder_special

Río Xingú: perteneciente al ecosistema Amazónico está enfrentando grandes amenazas de empresas mineras e hidroeléctricas. Sin embargo, indígenas, comunidades ribereñas e investigadores luchan por la preservación de la vida de ese río y de la población que depende de él para su sobrevivencia.


share Compartir expand_more

Los pueblos del bajo Xingu son ejemplo de la lucha por la preservación de nuestro legado socioambiental. Recientemente y después de exhaustivas denuncias, lograron suspender la licencia de instalación de una obra de gran tamaño que podría comprometer de forma irreversible la vida en el rio Xingu. Para lograrlo, el pueblo Xingu se asoció con la comunidad ribereña, mineros artesanales, investigadores de la Universidad Federal del Pará y de la Sociedad Brasilera para el Progreso y la Ciencia, además de órganos públicos brasileros como la Fundación Nacional del Indio, la Defensoría Pública del Estado de Pará, el Ministerio Público Federal y el Tribunal Regional Federal de la 1ª Región.

Río Xingú

La empresa minera Canadiense Belo Sun quiere construir la mayor mina de extracción de oro a cielo abierto de Brasil, con la pretensión de extraer cerca de 600 toneladas de oro en 12 años. Concluido el proyecto, dejará como recuerdo de su estadía en el país una inmensa herida abierta en la región Amazónica, específicamente entre las ciudades de Altamira y José Porfírio en el estado de Pará. Esa herida estará acompañada de montones de desechos de materiales estériles y posiblemente contaminados sin planes de remoción. Los desechos producidos por la minera canadiense ocuparían cerca de 350 hectáreas del corazón de la Amazonía, área equivalente al 60% del Distrito Federal Brasilero.

La construcción de la mina está prevista a 10 km de otra obra que ha causado impactos devastadores a la región – la hidroeléctrica Belo Monte. La licencia de esa central hidroeléctrica estuvo también suspendida, debido a negligencia en la construcción del sistema de alcantarillado de Altamira, ciudad vecina de la obra. La represa ha generado miedo entre los grupos indígenas, población ribereña y mineros artesanales por ser una completa incógnita el impacto que puede tener sobre la vida en la región. Desde que la obra fue finalizada, el caudal del rio Xingu disminuyó entre un 80% y 90%, cambiando bruscamente la vida de los habitantes de la región y obligando a las comunidades indígenas a abandonar sus sitios tradicionales de vivienda.

En las regiones próximas a esas obras, la mayoría de los pobladores (muchos pertenecientes a grupos indígenas) que antes vivían de la pesca, ahora dependen de alimentos industrializados que compran en la ciudad. Esa nueva realidad nutricional aumentó los casos de hipertensión, diabetes, cálculos renales e incluso de obesidad. Por otro lado, debido a la construcción de la represa, el efecto de los periodos secos se incrementó, causando por ejemplo el aumento de mosquitos que infestaron comunidades enteras. De igual forma, la violencia, la prostitución y el alcoholismo pasaron a hacer parte de ese escenario. Otro reclamo hecho por comunidades cercanas a la obra es la muerte de peces, el desaparecimiento de especies, la falta de agua potable y la irritación de piel causada por contacto con el agua. Eso sin tener en cuenta el miedo constante del rompimiento de la represa.

Claro, las suspensiones de obras son temporales. La Belo Sun debe responder por la adquisición irregular de terrenos públicos y diseñar un nuevo plan de investigación que contemple los derechos de los indígenas – teniendo en cuenta que piensa instalarse a 10 km de tres importantes comunidades indígenas. La Belo Monte debe terminar la instalación de las conexiones de alcantarillado y saneamiento básico para cerca de 150 mil residentes de Altamira, a fin de evitar que un serio problema de salud pública se instale en la ciudad.

Indigena

Investigadores, comunidades ribereñas e indígenas continúan luchando, al final, conocen la importancia que la Amazonía representa para todos nosotros. Luís de Camões, promotor Federal do Pará, nos invita a la acción y nos recuerda que la Amazonía es un ecosistema que regula la dinámica hídrica de América y sobretodo, esencial para regular el clima del planeta. En las palabras de Bel Juruna, una de las líderes indígenas de las comunidades asentadas en la Volta Grande do Xingu: “todos necesitan de la Amazonía y quien preserva el bosque somos nosotros. Si un día acaban con esas tierras indígenas el mundo se acabará de quentura (calor)”.

Más información en:


Foto

logo Rosa M. Dias
Editora Econotícias [ES]
Editora Econoticias [PT]

Revista Bioika

Rosa

email econoticias@revistabioika.org

Bióloga con doctorado en Ecología de la Universidad Estadual de Maringá (PEA/UEM). Considero que sólo a través de la socialización del conocimiento podremos alcanzar una sociedad más justa. Tengo grandes y diversos sueños, uno de ellos es creer que la educación amplía las las almas y recrea los horizontes ¡la palanca del cambio social!

Foto

logo Luciana Oliveira Dos Santos
Assistente Editorial [PT]
Revista Bioika

Luciana

email luciana.santos@revistabioika.org

Psicóloga en constante formación, apasionada por la ciencia de las relaciones, estoy aquí para aprender. Aprender en la relación conmigo misma y el medio (natural y por constituido por nosotros); invitando a quien pueda interesar a intercambiar saberes e quehaceres.

Foto

logo Alfonso Pineda
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Alfonso

email alfonso.pineda@revistabioika.org

Soy biólogo colombiano, terminando doctorado en Brasil. Creo que cualquier área del conocimiento puede contribuir a mejorar la vida de los demás, y que la educación es una herramienta poderosa. Además, creo que el acceso a la información permite a las personas un mayor protagonismo social.

Foto

Carolina Gutiérrez C.
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Carolina

email carolinagc@revistabioika.org

Soy microbióloga y trabajo con la generación de nuevas alternativas para el procesamiento saludable de alimentos mediante el uso de aditivos naturales. Espero poder compartir este conocimiento y aprovechar las experiencias de otras personas. Por eso creo en el reto de comunicar con un lenguaje sencillo todo lo que se crea en la academia.


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


Origen de la Revista Bioika