La sombra de proyectos de ley y medidas provisionales aún amenazan áreas protegidas de la Amazonía

folder_special

En Brasil, el clamor por el veto a las Medidas Provisionales (MP 756 y MP 758) fue amplio, reuniendo investigadores, artistas, gobiernos, órganos internacionales, sectores agro-económicos y al Ministerio de Medio Ambiente. El poder Ejecutivo Brasilero anunció veto integral a la MP 756 y veto parcial a la MP 758 el 19 de junio de 2017. Sin embargo, las Unidades de Conservación continúan amenazadas.


share Compartir expand_more

A inicios de febrero de este año, parlamentarios brasileros representantes del estado de Amazonas comenzaron un movimiento para reducir las unidades de conservación en el sur de esa región, demarcadas por la ex-presidente Dilma Rousseff en su último día de mandato. Las unidades de conservación limitan con los estados de Rondonia y Mato Grosso y suman en total 2,83 millones de hectáreas. Esas áreas fueron escogidas por el Ministerio de Medio Ambiente Brasilero por ser un cinturón verde que protege bosques vírgenes y a la mayor selva tropical preservada del planeta.

El proyecto de ley elaborado por los parlamentarios fue entregado al ministro de la Casa Civil (Órgano vinculado directamente al jefe del poder ejecutivo en Brasil), proponiendo la reducción de cerca de un 40% del área - el equivalente a siete ciudades del estado de São Paulo, casi 1,7 millones de hectáreas. Los parlamentarios alegaron que las unidades preservadas estaban causando prejuicio al sector agro-económico de la región. Con argumentos parecidos, diputados y senadores del estado de Pará (norte de Brasil) editaron a finales del año pasado dos medidas provisionales (MP) que pedían la reducción de áreas protegidas en ese estado, restringiendo de un millón de hectáreas a las poblaciones tradicionales que viven en la selva.

El proyecto de ley propuesto por la bancada del estado de Amazonas aún no se ha comenzado a tramitar, debido a que la creación de las unidades de conservación del sur del estado no presenta irregularidades técnicas o jurídicas. El propio Ministro de Medio Ambiente Brasilero supervisa la creación de esas unidades y afirma que no permitirá el avance de proyectos al Congreso sin la evaluación técnica del ministerio. En el caso del estado de Pará, las medidas provisionales que proponían la reducción de áreas protegidas fueron aprobadas por la Cámara y el Senado. Las medidas, sin embargo, fueron parcialmente vetadas por el presidente Michel Temer el 19 de junio.

La bióloga Silvia Futada del Instituto Socioambiental (ISA-Brasil), en entrevista para Record News el mismo día del veto de las MPs, indicó que la celebración entre investigadores y técnicos es temporal. Otro proyecto de ley será enviado al Congreso con carácter de urgente pidiendo la transformación del Bosque Nacional de Jamanxim (Pará), en áreas de protección reducida, condición que permite la minería, la deforestación y la venta de tierras.

Según Ricardo Mello, coordinador del proyecto Amazonía del Fondo Mundial Para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), esos proyectos favorecerán los intereses de pocos (políticos y apropiadores ilegales de tierras) y perjudicarán a la mayor parte de la población. Perderemos nuestro patrimonio natural, su rica biodiversidad y vastos recursos hídricos. Sin olvidar que nos alejaremos aún más de la meta de reducir en 40% la emisión de gases de efecto invernadero hasta 2030, meta propuesta por el propio presidente Michel Temer con la firma del Acuerdo de París el año pasado.

La realidad pide que nos movilicemos. Sociedad civil, comunidad científica y líderes políticos debemos discutir y encontrar formas de garantizar la integridad de nuestros bosques. Del mismo modo, es importante proporcionar mejor calidad de vida a las comunidades próximas a áreas de preservación y promover el desarrollo sostenible de la región. Al final, como dijo el presidente francés Emmanuel Macron ante el anuncio de la salida de E.E.U.U. del Acuerdo de París, es necesaria nuestra participación hoy, ya que cuando se trata del clima y de la biodiversidad que nos rodea, “no hay plan B, pues no hay planeta B”.

Más información en:


Foto

logo Rosa M. Dias
Editora Econotícias [ES]
Editora Econoticias [PT]

Revista Bioika

Rosa

email econoticias@revistabioika.org

Bióloga con doctorado en Ecología de la Universidad Estadual de Maringá (PEA/UEM). Considero que sólo a través de la socialización del conocimiento podremos alcanzar una sociedad más justa. Tengo grandes y diversos sueños, uno de ellos es creer que la educación amplía las las almas y recrea los horizontes ¡la palanca del cambio social!

Foto

logo Bárbara Angélio Quirino
Assistente Editorial [PT]
Revista Bioika

Bárbara

email barbara.quirino@revistabioika.org

Bióloga y estudiante de Maestría en Ecología en la Universidad Estadual de Maringá. Las pequeñas acciones individuales son primordiales, pero sólamente cuando extendemos nuestro conocimiento para otras personas y unimos fuerzas es que, de hecho, podemos revolucionar el mundo.

Foto

logo Alfonso Pineda
Asistente Editorial [ES]
Revista Bioika

Alfonso

email alfonso.pineda@revistabioika.org

Soy biólogo colombiano, terminando doctorado en Brasil. Creo que cualquier área del conocimiento puede contribuir a mejorar la vida de los demás, y que la educación es una herramienta poderosa. Además, creo que el acceso a la información permite a las personas un mayor protagonismo social.

Foto

logo Mirtha Angulo
Editora Transformando el mundo [ES]
Editora Transformando o mundo [PT]

Revista Bioika

Mirtha

email transformando@revistabioika.org

Bióloga de la Universidad del Cauca (Colombia). Estudiante de Doctorado en Ciencias Ambientales en la Universidad Estadual de Maringá (Brasil). Creo que la socialización de los estudios ecológicos, puede ayudarnos a crear conciencia de la importancia de nuestros recursos naturales y de esa forma garantizar su cuidado y preservación.


library_books Versión PDF


¿Tiene algo para decir? Comente

Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no necesariamente reflejan la opinión de la Revista Bioika. Este es un espacio de convivencia, por lo que nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren inadecuados. ¡Gracias por participar!


event_available Lanzamientos

loyaltySuscríbase


Origen de la Revista Bioika